StarterDaily

Viernes 19 de octubre de 2018

"Tu book es muy malo, pero he leído lo que escribes en tu blog y me gusta"

\
Es complicado escribir en Publicidad, no es como ser Periodista y realizar investigaciones que destapan una olla de corrupción o ser el guionista de una película. Incluso hasta alguien que escribe una canción para la banda más comercial de Chile puede safar de las críticas que recibe un escribano publicitario.

Una de las principales complicaciones que tiene ser escritor publicitario, primero que todo, es que la Publicidad está al alcance de las críticas de todos “a mí se me hubiese ocurrido algo mejor”, “yo también podría haber hecho eso”, “Lo podrían haber hecho por este otro lado”, etc. Una vez que la campaña se hizo y se publicó todos son Marcello Serpa, pero la verdad de las cosas es que cuando pones a un novelista-guionista-autor-musical a escribir en Publicidad lo más seguro es que tampoco funcione.

Pero bueno, si un día yo decidiera hacer otra cosa tampoco me iría muy bien, no creo que alcance a terminar siquiera 2 páginas de una novela. Es otro training, son partes del cerebro ejercitadas de distinta manera. Es como ser velocista de 100 ó 200 mts planos e intentar correr fondo o maratón, seguramente necesitaría una ambulancia para terminar la carrera y un pasaporte para irme a otro país, así nadie se burla de mí. Aunque de velocista tampoco tengo mucho, las únicas veces que me pongo zapatillas para correr son las de clavo, un viernes a eso de las 17:30 de la tarde, ahí sí soy el Usain Bolt de mi agencia.

Pero también trabajo y mucho. Escribo. Y esta es otra de las cosas difíciles de escribir publicidad: Escribir. Sí, porque aunque todos sabemos escribir, iniciar una nueva historia o al menos rellenar las hojas en blanco de tu croquera para que se sienta que haces algo durante la tarde es muy difícil. Si llenas la croquera de dibujitos es poco serio, pero si escribes mucho, es más respetable. Esta parte es la más difícil porque aquí mismo está el secreto para ser un mejor Redactor Creativo: Escribir, escribir, escribir y escribir.

Cuando uno escribe, no sólo está volcando las ideas de la cabeza en una hoja de papel en blanco, sino que además estimula la cabeza a generar nuevas ideas.

Una de las cosas que hago cuando un brief está complicado o “tiene poca carne” es ponerme a escribir sobre la marca, lo que me nazca, luego analizo lo que escribí y luego de borrar todo porque me di cuenta que es muy malo, comienzo a profundizar en ideas que me gustan, para luego seguir escribiendo más. Al menos a mí me funciona, eso sí yo nunca me he ganado uno de esos premios enchapados en oro, para esos no sé cuál es el secreto.

Mi primera escuela como escritor fue un blog que tuve hace ya varios años atrás, en él escribí mucho durante casi 5 años y luego de un paso por el Departamento de Cuentas, me fui en busca de un puesto como Redactor. Mi book era muy malo, quizás tan malo como el que tengo ahora, pero afortunadamente mi blog me ayudó a conseguir mi primer puesto como creativo, tal como me lo hizo saber mi Director Creativo de ese entonces “tu book es muy malo, hay muy poco que rescatar, pero he leído lo que escribes en tu blog y me gusta”. Por eso pienso también que tener un blog o ser Community Manager para una marca, pueden ser una buena manera de desarrollar oficio. Porque eso es muy importante; El Oficio.

Puedes no ser un escritor brillante, a lo mejor tus titulares no son tan buenos como los de Ramiro Raposo o tu nivel de conceptualización no es tan grande como el de Bayala, pero sin oficio en este oficio, perdemos el juicio y nos vamos a piso.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto