StarterDaily

Viernes 17 de agosto de 2018

Todo es importante

Todo es importante

Por
StarterDaily
Miércoles 15 de febrero de 2012

Por Eduardo Novión, Director General Creativo de TBWA Frederick

La gota cae a 60 cuadros por el vidrio, deja un camino único e irrepetible aunque caigan miles de gotas más por la misma ventana, el verde del pizarrón, por qué “ese” verde como verde golpe de estado, el sonido de la tiza, la gota no termina de caer, el balbuceo del profesor, el hilo de baba que se despega de sus labios al pronunciar esa palabra en alemán, la madera de la mesa está rallada sobre mil rallas que otros que se sentaron rallaron sobre las que otros que se sentaron hace 1 año atrás, ¿Qué dice...? la gota que no termina nunca de caer, la tetas de la compañera que definitivamente se desarrolló antes que las otras, depojando a la reina de la belleza Disney del año pasado por la reina ardiente que los gametos en confabulación con tu hipotálamo se empecinaron en recordarte que eres un animal en cautiverio, el examen que tienes que pasar para que la tu madre deje de llorar, el profesor y su baba, de qué mierda estaba hablando?..

Diagnóstico: Déficit atencional.

Incapacidad de concentrarse o priorizar la información que llega a tu cerebro lo que produce un exceso de estímulos que hacen que todo sea importante.

Nunca me di cuenta que tuve esa “enfermedad” cuya secuela sea que hasta el día de hoy sea incapaz de concentrarme en una cosa a la vez. Me dicen “disperso” porque salto de un tema a otro, como si caminaras sobre miles de trampas para ratones activadas por un recuerdo, un olor, un chiste, una canción o una simple gota de lluvia cayendo por la ventana. Por lo general, siempre vuelvo al tema, luego de vagar unos minutos por algún zurco olvidado en mi corteza cerebral, porque es imposible dejar de lado ese recuerdo insignificante que te pasó cuando niño o hace 10 minutos en la cocina. Es imposible guardarlo, porque todo es importante. Todo. Y nada se puede posponer, ya que mis maletas están llenas. Lo lamento, ya no queda espacio libre para guardar lo que nunca me atreví a decir, o esa vergonzosa experiencia conmigo mismo cuando era un púber. Todo es importante. Todo y ahora. No mañana. No después de un copete, ni contándoselo tu mujer. Sácalo ahora. Estando con el alumno en práctica o en una entrevista con Steve Jobs.

El déficit atencional no es más que hipersensibilidad creativa. Si usted la ha tenido, felicitaciones. Usted es poseedor de una de las enfermedades más ricas en generación de insights. Proclive a desencadenar grandes pensamientos laterales y por consiguiente alimento delicioso para la creatividad. Si Usted aun no sabe si tiene esta enfermedad, sólo fíjese en los síntomas: Incontinencia de sinapsis frente a un pequeño estímulo, que la obliga a volarse por unos segundos, pero usted seguramente usa su capacidad de controlarse herencia del Calcibronat y Ritalín entre otros santos. Bueno, mi humilde recomendación: Sea disperso, saque, diga, váyase, piérdase, vuele, póngase su letrero de “Vuelvo pronto” aunque mucha gente lo quede esperando, porque le aseguro que para cuando regrese más de alguno se inspirará, ya que esa historia, ese chiste malo, ese recuerdo y hasta la baba del profesor de alemán importan y mucho.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto