StarterDaily

Lunes 15 de octubre de 2018

Siete errores que debes evitar dentro del sitio web de tu marca

Siete errores que debes evitar dentro del sitio web de tu marca

Por
Catalina Larrondo G.
Miércoles 20 de agosto de 2014

La "regla de los siete" es conocida dentro del mundo del marketing y la publicidad como la cantidad de veces que una persona debe exponerse a una marca antes de que el mensaje entre en su mente. Pero la regla sólo funciona si cada exposición genera una impresión positiva y consistente de la marca. Cuando esas impresiones ocurren online, el ruido, los errores tácticos y los errores operacionales básicos impiden que tu mensaje llegue a tus clientes.

Los consumidores son inundados por mensajes de marketing de forma frecuente a través de múltiples canales. Cada oportunidad de crear una impresión duradera y positiva es vital. Y cada parte de la organización es responsable de sacar el mayor provecho de esas impresiones, sobre todo los ejecutivos liderando el esfuerzo.

Los líderes deben implementar una visión digital para convertir los errores más comunes en ventajas competitivas. Es ahí donde entra a jugar una nueva "Regla de los siete" - siete errores críticos en sitios web de marcas (y cómo evitarlos).

1. No tener un punto. Suele suceder que el equipo web no es parte de la mesa de discusión cuando se toman grandes decisiones corporativas, entonces cuando ésta se da a conocer, no hay orientación respecto a cómo el sitio web debe darla a conocer.

Saca al sitio web de su silo. Haz al equipo web parte de las discusiones de estrategias junto con todos los departamentos y equipos, en todos los niveles, desde el principio.

2. Construir mal. Las visitas esperan ver información consistente y precisa en los sitios web. En un entorno saturado, las compañías que ofrecen una gran experiencia de usuario pueden sacar provecho de la ventaja competitiva. Para evitar un sitio "débil", define desde el comienzo los "pilares" fundamentales que forman la base de un buen sitio web: usabilidad, SEO y accesibilidad.

3. Las normas fantasma. Gestionadas de manera eficaz, las políticas y normas de los sitios web pueden ayudarte a proteger tu marca, reducir los costos de desarrollo y mantenimiento y garantizar una experiencia de usuario optimizada. Para que éstas tengan éxito, es necesario tener un plan de extremo a extremo para definir, implementar y gestionarlas dentro del ciclo de vida de la página web.

4. "Ese no es mi trabajo." A menudo, hay muchas personas tomando decisiones respecto a los detalles de los sitios web. Entre los editores web, diseñadores, guardianes de marca, ejecutivos y agencias de terceros, la gestión del sitio se puede desintegrar y convertir en una actividad esporádica. Sin la responsabilidad individual, incluso las mejores políticas web no funcionarán bien. La responsabilidad de cada uno debe ser clara y explícita.

5. El problema con los sitios "de piedra". Los mercados evolucionan, las oportunidades y amenazas van surgiendo. Las planes de negocios alteran el foco. Pero lamentablemente, muchos sitios web no cambian.

Los procesos de gestión eficaces siempre están evolucionando pero tu sitio web está vinculado a tus objetivos de negocios. Si tus objetivos cambian, también debe cambiar el sitio (y posiblemente las políticas que uses para gestionarlo).

6. El problema de las personas. Las personas son difíciles e inteligentes, en la misma medida. Son intrínsecamente creativas. Quieren mejorar las cosas, y también quieren dejar huella. Desafortunadamente, a veces lo hacen a expensas de la eficacia de tu sitio web. Finalmente, tener un buen sitio web no se trata sólo de evaluar datos de análisis como el tráfico, las referencias y las tasas de conversión. Es mucho más efectivo el crear y trabajar en una cultura de las mejores prácticas.

7. El problema de los micrositios. Es un problema tener sitios corporativos en varios idiomas, tener sitios de oficinas locales, tener micrositios para cada campaña. El problema está en que hacer un seguimiento de toda esa información es mucho trabajo y además se vuelve confuso.

Evita ahogarte en el contenido haciendo de los datos tus amigos. La medición continua es algo necesario si quieres comprender cómo funciona tu sitio en base a los indicadores clave de rendimiento (KPI) y tus políticas definidas. Sólo así podrás definir si el trabajo que estás haciendo en tu sitio web está bien o si es necesario solucionarlo pronto.

Sí, antes hacer todo esto era más fácil, pero la cantidad de contenido que entra y sale de las organizaciones ha aumentado mucho. Producimos más contenido y usamos distintas herramientas a través de distintos canales, y todo eso afecta la experiencia de marca. Por eso, hoy es difícil mantener la consistencia de marca.

Sólo cuando la "gobernabilidad digital" se convierta en prioridad, esto podrá lograrse de manera eficaz. Es necesario un liderazgo de arriba hacia abajo para reforzar estas reglas vitales.

 

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto