StarterDaily

Sábado 21 de abril de 2018

Siete consejos para cerrar tu empresa cuando ya no rindió frutos

Siete consejos para cerrar tu empresa cuando ya no rindi frutos
Dentro de nuestras vidas es común que recordemos cómo algo llegó a su fin. Considerando eso, si ya has llegado a la conclusión de que tu start-up definitivamente no tuvo éxito, es fundamental crear una impresión final en la que crees pensamientos positivos respecto a ti y tu compañía. Algunos consejos para lograrlo:

  1. Saca el parche de una vez. Nada mejora con el tiempo cuando estamos hablando de una start-up que ya falló. Es como sacarse un parche – mientras más lento, más te dolerá. Cada día que pase afectará negativamente tus finanzas, tus relaciones y tu sanidad mental.

  2. Hazte responsable. La mejor forma de hacer frente a una empresa es haciéndote responsable de sus resultados. Nadie quiere escuchar la historia de una víctima o que el problema fue culpa de otra persona. Mientras más responsable te hagas y más humanices el error, hay mayor probabilidad de que obtengas mejor recepción.

  3. Da una respuesta clara a tu equipo de trabajo. Decirle a tu equipo de trabajo que todo se acabó es algo muy lamentable. Por eso debes evitar dar una respuesta muy vaga y poco específica respecto al cierre de la empresa. Sé claro respecto a lo que pasó, cuál es la situación actual y cómo les afectará a ellos. Si ellos no pueden explicarle a otra persona lo que pasó, seguramente tú no fuiste claro al explicárselos. Si es posible, ofréceles toda la ayuda que puedas. Por ejemplo, ayudarlos a crear redes para encontrar un trabajo nuevo.

  4. Agradécele a tus clientes. Tu equipo e inversionistas pueden representar docenas de relaciones, pero tus clientes seguramente representan a cientos o quizás miles – muchos que probablemente nunca notaste que tenías. Estas son las personas que muy posiblemente te apoyarán en el futuro, por lo que hacerles saber cuánto los aprecias es clave. Si puedes, ofréceles un último regalo tan personal como sea posible.

  5. Ponte al mismo nivel de tus inversionistas. Puede parecerte sorprendente pero decirle a tus inversionistas que perdieron todo su dinero es algo que seguramente ya saben. Explícales lo que planeabas hacer, qué supuestos fallaron y por qué. No es necesario pedir perdón pero sí el dar las explicaciones. El demostrar aprecio por su apoyo es tan importante como el dar explicaciones. A los inversionistas les gusta apoyar a empresarios que conocen y quieren, incluso si anteriormente las cosas no sucedieron de acuerdo a lo planeado.

  6. Agradece a tu familia y amigos. En el camino que significa construir un negocio, la emoción y tensiones que debes pasar se reflejan en todas tus relaciones personales. Tus cercanos no sólo merecen un reconocimiento por su apoyo, también merecen saber que estás bien.

  7. Reinicia y vuelve a cargar. Tener que “desenchufar” y renunciar a una empresa te da derecho a un descanso. Si tienes muy poco dinero como para darte el lujo de descansar, toma un trabajo que requiera pensar poco principalmente para pagar las cuentas mientras aclaras tu mente.


Una vez que las cosas se calmen, la mejor forma de dejar el pasado atrás es centrarse en el futuro. Usa tu energía para construir algo grande y utiliza lo que aprendiste.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto