StarterDaily

Viernes 14 de diciembre de 2018

¿Se escribirá así? Siete métodos no aburridos para evitar errores ortográficos

Se escribir as? Siete mtodos no aburridos para evitar errores ortogrficos
¿La ortografía está en peligro de extinción? Pareciera que sí, pero la verdad es que siempre hay alguien que no ha olvidado sus principios.

Detrás de, por ejemplo, una be mal colocada, no sólo se produce un tema de conversación, sino que existe una sanción social y, sobre todo, una pequeña rotura en esa tela lisa y brillante que pretende ser la imagen que toda organización desea transmitir.

Ni lo políticamente incorrecto puede prescindir de lo correctamente escrito. La ortografía es, actualmente, otra forma que tienen las empresas de demostrar la calidad de lo que producen.

Y existen numerosos recursos para tener siempre a mano una respuesta ante cualquier duda.

1.El Diccionario Panhispánico de Dudas


Se ha sumado, desde fines del 2005, como un nuevo camino para quienes utilizan el idioma en su labor.

Con sus 7000 entradas, fue desarrollado por la Real Academia Española conjuntamente con las distintas colegas de los diversos países de Hispanoamérica, que forman la Asociación de Academias de la Lengua Española.

Su objetivo es orientar al lector para que pueda discernir qué palabras son del español estándar –la lengua general culta– y cuáles tienen una impronta geográfica o sociocultural que las convierten en formas dialectales.

Al mismo tiempo, señala a las que son incorrectas por omitir las reglas del idioma.

Otra particularidad de esta obra es que presta atención a los neologismos. Sobre todo, a los anglicismos, que crecen día a día. Además, de normalizar la grafía del español, el Panhispánico provee soluciones para transcribir voces provenientes de lenguas extranjeras.

2. El sitio web de la Academia Argentina de Letras


En esta página web existe un amplio repertorio de dudas frecuentes y sus respuestas. Además, aparecen conjugados casi todos los verbos, y, muy importante, tanto con el tratamiento de “tú” como con el de “vos”.

3. El sitio Web de la Real Academia Española


El sitio de la RAE brinda abundante información ortográfica. Y permite consultar la edición digital del Diccionario Panhispánico de Dudas.

4. Google


El buscador más buscado permite nuevas formas de chequear si una palabra es correcta o no. Pero debe usarse con sumo cuidado ya que Internet no escapa a los errores de escritura.

Un ejemplo: cuando se tiene una única opción, como en el caso de “decición”, se ingresa la palabra tal cual se la conoce.

Como resultado de ello, Google advertirá “Quizás usted quiso decir decisión”.

A pesar del aviso, debajo se citarán referencias donde la palabra se ve tal como se la escribió al inicio.

En cambio, cuando se duda entre “decición” y “decisión”, habrá que ingresar cada término por separado y determinar cuál genera el mayor número de referencias. En general, la cifra más alta corresponde a la opción acertada.

De hecho, “decición” aparece en más de 110.000 páginas. Y “decisión”, en cerca de 521 millones.

También Google es útil para otros idiomas, como cuando no se sepa si emplear “on line” u “online”. Al ingresar ambos términos, se verá cuál aparece con mayor frecuencia.

5. El blog de José Antonio Millán y el Museo de los Horrores del sitio del Centro Virtual Cervantes


Millán, un escritor español interesado en el idioma y sus mutaciones, cuenta con un blog, pleno de artículos propios y ajenos de gran interés.

Por su lado, el Centro Virtual Cervantes, dependiente del Instituto Cervantes, también de España, exhibe una sección que permite recorrer algunos de los errores más comunes.

6. Los diccionarios clásicos


Todo lo anterior no invalida el empleo de obras emblemáticas como el Diccionario de uso del español, de María Moliner, o el Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española, de Manuel Seco.

7. El autocorrector


Naturalmente, a los métodos para cuidar la ortografía habrá que sumar el autocorrector del procesador de textos Word.

Siempre, con la precaución de considerar que este sistema a veces no reconoce los errores de contexto –“la mesas” o “los mesas” no surgirá como falta–.

Sí es bueno, además, para los problemas de tipeo.

Los americanismos que vienen


Por último, hay que destacar un proyecto que estaría disponible en Internet a finales del 2010: el Diccionario Académico de Americanismos, pensado y planeado hace más de dos siglos.

Si bien algunos autores han publicado obras similares, estás no superan las 20.000 palabras. El que se proponen editar las academias de la lengua tendrá unas 100.000.

De modo que existen abundantes maneras de evitar que el buen escribir agonice. Además, se trata de un tema de supervivencia de los profesionales que trabajan con el idioma: habría que pensar que la publicidad es una de las pocas profesiones en las cuales alguien puede ser despedido por un error ortográfico. Y este ejemplo se extiende a otras especialidades de la comunicación.

Sobre Ricardo Palmieri


Ricardo Palmieri es el impulsor del estudio Redacción: Palmieri, de Buenos Aires, que brinda servicios de consultoría y capacitación en escritura publicitaria, corporativa y para e-marketing, redes sociales y comunicación interna.

Es magíster en Comunicación egresado de la Universidad Austral y licenciado en Publicidad de la Universidad del Salvador. Se desempeña como docente en la Maestría en Marketing y Comunicación y en el Programa de Comunicaciones de Marketing en la Era Digital de la Universidad de San Andrés, en la Maestría en Dirección de Comunicaciones Institucionales y en el Curso de Posgrado en Comunicación Corporativa de la UADE Business School, en la Maestría en Gestión de la Comunicación en las Organizaciones de la Universidad Austral, y en el Social Media Institute.

Escribió En pocas palabras. Manual de redacción publicitaria para avisos gráficos y folletos. Integra el Comité Consultivo de la Red Mundial de Comunicación Organizativa.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto