StarterDaily

Sábado 18 de agosto de 2018

Sé Bowie: El atrevimiento de despedirse creando

S Bowie: El atrevimiento de despedirse creando
Por Armando Macchi, Socio y Director Creativo Ejecutivo en Agencia La República.

¿Quién más que él pudo ser capaz de crear su propio epitafio de una manera tan brillante, con la elegancia, talento, equipo, oficio, dedicación y calidad de un pintor renacentista, la astucia de un paparazzi y un resultado tan brillante que dejó atónito al mundo entero?

Tuvo un brief, quizás el más grande que un creador pudo tener: su propia muerte.

Puso todo en él, su emocionalidad, sus miedos, su obsesión al trabajo y lo ejecutó con una frialdad digna de un estratega nipón. Preocupado de cada detalle, de cada bloque puesto en el mausoleo piramidal de la eternidad que muy pocos han logrado.

Sé Bowie.

¿Por qué?

Porque creyó en su tiempo e hizo algo con él.

Porque su cambio era su constante y su constancia estaba en nunca parar.

Porque no era egoísta en la creación, se nutría de colaboradores tan buenos y mejores que él.

Porque a la edad en que la mayoría de los creadores para, él renacía.

Porque nunca dejó de ser educado para relacionarse con las personas.

Porque era exigente.

Porque se atrevió a hacer cosas que en su tiempo eran la pena del infierno.

Porque se atrevió

Sí, se atrevió, cruzó la línea que separa lo establecido de lo incorrecto y logró que lo incorrecto fuera regla.

Porque la enseñanza que nos deja a todos los que disfrutamos de sus discos –sea cual sea la época o el personaje que más nos representa– y que además trabajamos en esta cosa extraña que es crear, es que si realmente amamos hacer algo con el talento que la vida nos dio, tenemos que atrevernos, pasar la línea, hacer las cosas y hacerlas bien, seguir haciéndolo, reinventarnos, nutrirnos, apropiarnos, robar como –diría Jim Jarmusch– y llevar hacia lo autentico eso que queremos hacer.

Y, a pesar de tanta búsqueda, fue fiel a su estilo, un disco de Bowie siempre era un disco de Bowie, pero nunca era el mismo.

Recuerdo que en una entrevista realizada a otro gran David, en este caso David Droga, le preguntaron en que se enfocaba cuando tomaba un equipo de creativos en algunos de sus tremendos pasos previos antes de formar su agencia y el respondió. "Tengo que llevarlos a lo más alto, y para eso tengo la gran labor de motivarlos, porque en general una de las características de los creativos es que son flojos, porque son contemplativos, porque por algo eligieron trabajar en crear ideas y no estar en un cubículo. Si los llegas a conocer y los motivas lo suficiente, despertarán y harán más de lo que tienen que hacer, no solo en la agencia, también es sus vidas".

Entonces, ¿qué tuvo Bowie que parecía no parar en su afán de creador? Puede ser un espíritu de revancha, una visión de la sexualidad incomprendida, un habilidoso oportunismo sincronizado con el Next Big Thing, una genialidad única. Lo que sea, hizo que su llama creadora estuviera siempre encendida.

Sé Bowie.

Atrévete a salir de tu zona de confort.

Si realmente amas crear, busca, como él lo hizo, en la pintura, en el cine, en la misma música, en sus viajes, en su sexualidad, en las drogas y en la rehabilitación. En los ideales, en la filosofía, en los valores, en las personas que te rodean. Porque si buscas, siempre algo vas a encontrar.

Sé Bowie

Influye, se capaz de lograr que las personas sientan que tienes algo especial que decir, que mostrar, que tienes un legado en tus ideas y creaciones, que es importante que alguien, aunque sea una sola persona, debería captar algo de ti para hacer cosas diferentes, hacer el bien o sentirse más feliz.

Sé Bowie

Desconfiaba de la fama, pero la utilizaba con destreza. Si te llegas e encandilar, apaga las luces rápido y sigue trabajando, de seguro habrán grandes momentos que no se repetirán, que bien, tienes grandes chances de hacer cosas diferentes. Fuiste exitoso y todos te aplaudieron, disfrútalo. Tuviste un mal año, agradécelo, porque de ahí vienen nuevas cosas y nuevas energías.

Sé Bowie.

Si crees que tu talento vale, si tu talento influye en otros, si todos lo quieren, sé astuto en ofrecerlo y comerciarlo. Bowie fue el primer cantante en poner en la bolsa de valores su discografía completa, dándole un valor accionario tasado por resultados bursátiles, sin duda una genialidad.

Haz algo con tu talento, si estás muy cómodo, muévete. Si no te gusta lo que estás creando, cambia. Si quieres más dinero, mejora. Si no quieres desaparecer, innova.

Finalmente, si quieres ser una leyenda, Sé Bowie.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto