StarterDaily

Martes 11 de diciembre de 2018

Razones por las que no debes dormir con el celular en tu habitación

Razones por las que no debes dormir con el celular en tu habitacin
La próxima vez que tengas problemas para dormir o en la noche te quedes pensando en tus labores de mañana, intenta sacar tu celular de tu velador y mejor aún, de tu habitación.

Ocho de cada diez personas mantienen sus celulares encendidos durante la noche, según Ofcom, y la mitad usan su celular como despertador. Esto es algo que ha preocupado a los expertos ya que el efecto que tiene dicha costumbre es bastante negativo. Nos ponemos hipervigilantes, por lo que es más fácil interrumpir nuestro sueño y terminamos obteniendo menos descanso restaurativo del que necesitamos. Además puede generar problemas de insomnio y otros tipos de trastornos del sueño.

La mayoría de las personas duermen mejor si no hay teléfonos móviles u otros aparatos electrónicos similares, asegura el Dr. Guy Meadows, especialista en insomnio de The Sleep School de Londres. Aún más controversial es el hecho de que algunos estudios sugieren que dormir con el celular al lado de tu cama puede causar mareos y dolores de cabeza. Pero en realidad el principal problema de los celulares en la habitación es la luz, en particular la que utilizan los teléfonos móviles más modernos.

“La luz interfiere con el ritmo natural del cuerpo, engañando a nuestros cuerpos y haciéndolos creer que es de día,” explica el Dr. Charles Czeisler, profesor de medicina del sueño de Harvard University. La luz estimula las células de la retina, esa área detrás del ojo que transmite mensajes al cerebro. Las células sensibles a la luz le informan a nuestro cuerpo qué hora es. Esto controla la liberación de melatonina, una hormona que te hace sentir sueño, y de la hormona para despertarse; cortisol.

Se cree que la luz artificial inhibe la liberación de la melatonina y nos mantiene despiertos por más tiempo. Pero la luz de los celulares posiblemente tenga un efecto aún más potente.

La luz emitida por teléfonos, tablets y e-readers contiene mucho azul, lo que significa que tiene un efecto aún más estimulante. “Sabemos que debido a un pigmento llamado melanopsina, las células en la retina son más sensibles a la luz azul,” explica Debra Skene, neuroendocrinóloga de University of Surrey. Es por esto que el leer algo en una tablet o un teléfono antes de dormir probablemente nos mantenga despiertos, a diferencia que lo que sucede cuando leemos un libro con la luz encendida – y por eso los expertos del sueño aconsejan no usar aparatos con pantalla (como celulares, computadores o tablets) unas dos a tres horas antes de dormir.

“Al igual que el tipo de luz, lo que determina el efecto en tu reloj biológico es el brillo, la duración, hora del día y la distancia de la luz,” explica Skene. Por lo tanto, tener una pantalla brillante cerca de tu cara a las 3-4 a.m. es hacer todo lo posible por mantenerte en alerta.

Incluso los pequeños destellos de luz – como el de una alerta de mensaje por ejemplo – pueden afectarnos. Un estudio realizado en 2011 por Stanford University probó el efecto de una exposición de luz de sólo 0.12 segundos durante la noche. A los participantes se les expuso a pulsaciones de luz que duraron dos milisegundos durante una hora. El resultado fue que esto retrasaba el reloj biológico y la gente se volvía más alerta.

Por la forma en que dormimos, tener un dispositivo móvil cerca de nuestras camas y habitaciones significa que si nos despertamos en la noche, es más probable que nos quedemos despiertos.

El Dr. Meadows explica que, “Dormimos en ciclos de 1.5-2 horas, con breves momentos en que despertamos que normalmente ni siquiera notamos. Esto proviene de nuestro pasado evolutivo, cuando si nos quedábamos dormidos, habían altas probabilidades de terminar siendo el almuerzo de un león. Por eso, el cerebro se despierta para comprobar si hay peligro.”

Durante esos breves momentos, cualquier estímulo externo tiene el potencial de sacarte del sueño – por ejemplo un flash de luz de tu teléfono causado por un mensaje de texto. “Si en ese momento revisas tu celular, además estarás estimulando las partes cognitivas de tu cerebro – algo que realmente impedirá que sigas durmiendo,” agrega Meadows.

Cuatro de cada diez usuarios de smartphones dicen revisar su teléfono si les llama la atención durante la noche. “No siempre hay algo nuevo o interesante – pero es una posibilidad,” explica Tom Stafford, profesor de sicología y ciencia cognitiva en Sheffield University. Esto tiene un poderoso efecto – aún más que cuando sabemos que nos espera una recompensa y por eso revisamos nuestro celular más de lo que racionalmente deberíamos.

El Dr. Orfeu Buxton, neurocientífico de Harvard relaciona esto con la “vigilancia de la amenaza” – ya que nunca estamos realmente relajados cuando nuestro teléfono móvil está cercano a nuestra cama, tenemos problemas para dormir adecuadamente. A esto, el experto del sueño Dr. Neil Stanley agrega, “Para poder dormir bien, debes sentirte a salvo y no estar preocupado por nada. Al tener tu teléfono cerca de ti de noche, subconscientemente estás diciendo que quieres contestar ese teléfono.”

Y también está la duda acerca de qué le hace la señal de tu teléfono a tu cerebro mientras duermes.

Un teléfono móvil funciona al “conversar” con una estación base por medio de ondas de radio – un tipo de radiación electromagnética. Las ondas de radio son radiación no ionizante lo que significa que a diferencia de los rayos X o la radiación de los tratamientos de cáncer, no tienen suficiente energía para cambiar la estructura de los átomos. Sin embargo, hay pruebas de que la radiación sí puede afectar la actividad eléctrica en el cerebro durante el sueño.

“Podemos decir que la exposición a radiación antes de ir a dormir – a un nivel equivalente a hacer una breve llamada desde un celular durante 30 minutos – sí parece conducir a un pequeño aumento en la actividad eléctrica del cerebro,” dice la Dra. Sarah Loughran del centro australiano para bioefectos electromagnéticos de University of Wollongong.

Esto pasa principalmente en la etapa de sueño no-REM que ocurre a ambos lados de un sueño profundo. Pero Loughran asegura que aún no saben qué significan estos hallazgos.

El Dr. Andrew Tressider dice que ha tenido pacientes que se han quejado de trastornos del sueño o dolores de cabeza y que mejoraron una vez que sacaron sus celulares de sus habitaciones. Agrega que en realidad no saben cuál es el mecanismo pero considerando lo sensibles que son las células de nuestro cuerpo a otros tipos de ondas de energía, no sería tan sorprendente el que fuéramos sensibles a otros tipos de frecuencia (como las ondas de radio).

En ese aspecto, existen diversos estudios respecto al efecto de la radiación de los celulares y distintas visiones. El profesor Malcolm Sperrin, director de física médica e ingeniería clínica en Royal Bershire Hospital dice que, “No existe suficiente evidencia para decir que la radiación de los celulares puede afectar nuestra salud.”

Pero sí hay una cosa en la que están de acuerdo todos los expertos: apaga tu celular antes de dormir y/o déjalo en algún lugar lejano a tu habitación.

Vía: dailymail.co.uk · Imagen: cabeau.com

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto