StarterDaily

Sábado 21 de julio de 2018

Razones para Pensar Dos Veces Antes de Aceptar un Ascenso

Razones para Pensar Dos Veces Antes de Aceptar un Ascenso
Todos esperamos avanzar en la vida y lograr un ascenso. Luego de un arduo esfuerzo en el trabajo compuesto de muchas horas extras, de liderar diversos proyectos a la vez y siempre ser responsable, esperamos que nos asciendan a un mejor trabajo. Tendrás mejor paga, una oficina más grande y más responsabilidad. Pero quizás no todo es tan perfecto.

Dentro de muchas empresas, grandes y pequeñas, los ascensos por lo general no son lo que uno espera que sean. Es normal que los trabajadores que han sido promovidos a mejores puestos de trabajo se sientan sobrepasados y esto crea consecuencias en su rendimiento. Más aún, cuando las nuevas responsabilidades requieren que lideren proyectos en lugar de que sólo contribuyan a ellos, los trabajadores pasan menos tiempo trabajando en las tareas que los llevaron a entrar a la empresa inicialmente. Este problema es más común de lo que se cree en muchas compañías y no es un escenario positivo ni para el empleado ni para la compañía.

El fenómeno de administradores que tienen bajo rendimiento y son poco comprometidos fue descrito por primera vez por el psicólogo canadiense Dr. Laurence Peter, bajo una teoría que hoy lleva su nombre: El Principio de Peter. En palabras simples, el Principio de Peter pronostica que “en una organización jerárquica, los empleados tienden a aumentar su nivel de incompetencia.” Él observó que en la mayoría de las empresas, los empleados son recompensados por tener buen rendimiento con un ascenso, pero si ellos bajan su rendimiento en el nuevo rol, por lo general no los descienden de trabajo. En su lugar las compañías prueban con sumar más capacitaciones, tener mayor cantidad de equipos pequeños de trabajo, o contratan subdirectores para ayudar – todo esto para no admitir que el ascenso quizás no fue una buena decisión. La teoría de Peter fue propuesta inicialmente de forma satírica, pero recientemente los investigadores la han empezado a probar científicamente.

Un grupo de investigadores probó la teoría y descubrieron que cada vez que las competencias requeridas en un nivel de una organización no coincidían con las competencias requeridas para un buen desempeño en el nivel inferior, el empleado ascendido se encontraría frente a la posibilidad de ser incompetente. En las industrias creativas, esta distinción puede ser fundamental. Escalar de posición laboral en muchas organizaciones puede ser sinónimo de atender menos a clientes o tener menos tiempo para crear nuevos proyectos y más tiempo gestionando presupuestos o responsabilizando a las personas.

Si el ascenso que ofrecen involucra en gran medida el mismo conjunto de habilidades, agregando un mínimo de nuevas habilidades entonces es probable que sea una buena opción tomar el puesto. Pero si el nuevo puesto ofrecido te alejaría de tus fortalezas, entonces quizás debas reconsiderar el aceptarlo. De todas formas, es importante el examinar si las nuevas habilidades son algo que crees que podrías adquirir.

El Principio de Peter no es sólo una visión satírica del fenómeno de las empresas, es el síntoma de una cultura que sobrevalora los cargos y subestima los valores relacionados con el trabajo que haces mejor.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto