StarterDaily

Lunes 10 de diciembre de 2018

Proveedores: Dime Con Quien Trabajas y Te Diré Quién Eres

Proveedores: Dime Con Quien Trabajas y Te Dir Quin Eres

Por
StarterDaily
Martes 3 de diciembre de 2013

Solicitados, objetados, queridos y a veces nunca bien ponderados, los proveedores para publicidad incuestionablemente representan un socio estratégico clave para un equipo creativo. No obstante es necesario un manejo metódico, riguroso y bien calculado para lograr los objetivos eficientemente y en el mejor de los casos obtener resultados que superen las expectativas de agencia y clientes.

Una desafío complejo y motivante

Convengamos en que la relación agencia > proveedor no es tarea sencilla. Desde las negociaciones a cargo del departamento de cuentas, hasta el traspaso de los lineamientos argumentales y estéticos que emanan de creación, pasando por pre, producción y/o post producciones representan procesos complejos que deben ser desplegados en la mayoría de los casos a la velocidad del rayo.

Divergencias de criterios, ajustes en los timings, interpretaciones subjetivas erróneas y los infaltables “adicionales” presupuestarios son algunas de las tantas barreras que debemos superar aplicando una cuota de paciencia, diplomacia y algo de astucia.

Para llegar a un ideal de flujo de trabajo es necesario que como creativos primero entendamos que gran parte del éxito de una ejecución depende en primera instancia de nosotros mismos, puesto que es nuestra responsabilidad orquestar los talentos con cordura, tanto de nuestro equipo interno como de consignatarios externos.

Seamos directores de orquesta

Para entender nuestra responsabilidad en la ejecución visualicemos el escenario de este modo: Un creativo podría representar a un director de orquesta, cuya misión es orquestar los talentos de los músicos (equipo interno y proveedores) para lograr una excepcional interpretación (ejecución) de la pieza musical (boceto, story, etc).

Pero no tan solo orquestar la ejecución es nuestra responsabilidad. Todo parte mucho antes, desde que conceptualizamos la idea debiésemos anticiparnos, ir discutiendo y/o considerando posibles proveedores ejecutores confiables y pertinentes que nos permitan lograr la mejor interpretación con valor agregado para nuestra idea.

“El mejor director de orquesta no es el más virtuoso, sino también es quién sabe escoger inteligentemente a sus músicos”.

Tips para lograr la mejor de las sinfonías


La calidad ante todo

Fotógrafos, ilustradores, cineastas, casas productoras o imprentas no importa la naturaleza del proveedor solo importa su calidad y esta última a veces vale bastante dinero. Estrujar presupuestariamente a nuestro proveedor implica un arma de doble filo puesto que la motivación podría verse afectada. A nadie le gusta trabajar con un cliente que recorta hasta el borde del pre picado, por esto hay que considerar que si escogemos un proveedor de prestigio, tendremos una ejecución costosa pero igualmente impecable. Tal vez el ppto no sea un bálsamo para el departamento de finanzas de nuestro cliente, no obstante cuando marketing visualice el resultado si lo será, por esto debemos defender nuestro criterio y presentar estratégicamente un pool equivalente en costo–calidad con una banda de precios muy acotada para así no terminar trabajando con la opción “barata”.

El flujo de trabajo es tan importante como el talento comprobado

Tal como existen creativos y CREATIVOS, existen proveedores y PROVEEDORES. Algunos son unos talentosísimos artistas que nos deleitan con ilustraciones vanguardistas, imágenes fotográficas de altísima factura o hotsites ultra dinámicos, no obstante hay veces que todo este desborde de gracia se desploma al momento de responder a un timing, contestar a un requerimiento o corrección e incluso al presupuestar su propio trabajo.

Nuestra misión no solo es lograr la mejor ejecución, más bien es obtener el mejor resultado general de una campaña, tomando distancia y visualizándola con una perspectiva macro. Por esto es importante asegurarse que nuestro proveedor estrella no solo tenga “buena mano”, sino que también entregue un servicio especializado y que cuente con un equipo de apoyo y respaldo de infraestructura que permita tiempos de respuesta prudentes, respuestas claras y rápidas, receptividad para enfrentar las correcciones y un servicio “post venta”.

Proveedor de guerrilla

Es cierto que hay campañas que se transforman en todo un parto. Es cierto que hay creativos que producto de su rigurosidad sacan de quicio al más paciente de los productores. Es cierto que existen clientes indecisos que pueden cambiar de parecer en medio de una sesión de fotografías. Pero también es cierto que hay proveedores notables pero en extremo “quisquillosos” con su talento, que aún no aceptan que la dinámica publicitaria es vertiginosa y que la mejor opción es “sonreír al mundo con optimismo y fe”.

Acá el tema es muy sencillo, debemos ser tácticos al momento de escoger el talento pero también saber llegar a él para sacar el mejor de los provechos a sus aptitudes. Escucharlo, entender la complejidad de su trabajo y guiarlo con inteligencia emocional intentando transmitirle nuestro criterio podría ser el método más adecuado antes de optar por el camino autoritario, terminando en un innecesario “tira y afloja”.

Evitemos caer en el “terrorismo de agencia”

Definamos “terrorismo de agencia” como “toda aquella práctica hostil aplicada con el objetivo de sacar adelante una ejecución en el menor tiempo posible, pasando a llevar con creces las máximas posibilidades de producción de nuestro proveedor”.

En términos sencillos, tenemos que aprender a negociar. La experiencia nos entrega la sabiduría para entender y calcular el tiempo prudente que podría tomar una realización y si no lo sabemos es nuestro deber investigarlo para tener argumentos irrefutables al momento de “solicitar una apuradita”.

Negociar es la clave

La habilidad para negociar no es fácil, implica contar con un criterio formado, diplomacia, facilidad para escuchar, respeto, comprensión, sabiduría y por sobretodo carácter para hacer ver nuestro punto de vista con equidad.

Pero pese a que no todos somos negociadores de cuna, el tiempo y la práctica hacen al maestro, por esto sencillamente el llamado es a valorar el trabajo de proveedores en su justa medida, sopesando todos sus pros y contras para tomar la mejor decisión y a entender que un trabajo riguroso es el camino para hacer una mejor publicidad. Finalmente el éxito de una campaña no podemos descansarlo solo en las habilidades de un proveedor ya que llevar a buen puerto un proyecto está en gran medida en nuestras propias manos.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto