StarterDaily

Martes 14 de agosto de 2018

Porqué Chile merece un agradecimiento de parte de Silicon Valley

Porqu Chile merece un agradecimiento de parte de Silicon Valley
Hoy Chile es reconocido a nivel mundial por su innovador programa Start-Up Chile, uno creado y patrocinado por el gobierno chileno. Básicamente el programa invita a empresarios de todo el mundo a postular para ser parte de su programa de aceleración de cuatro meses. Los empresarios que son seleccionados – hasta la fecha cientos – reciben hasta USD$40.000 en subvenciones, además de una visa para permanecer en Chile durante un año.

Un juez del Demo Day que recientemente tuvo lugar en Start-Up Chile, Patrick McGinnis asegura haberse visto impresionado al ver la cantidad de compañías interesantes que el programa atrae al país. Como sucede con todos los programas aceleradores, no todas las compañías ni las ideas son ganadoras y muchas simplemente pierden. Pero en base a lo que McGinnis observó durante el Demo Day del que fue parte, hay muchas buenas ideas que están saliendo de Chile.

Lo interesante es que pese a que muchos equipos provienen de todas partes del mundo, los proyectos “Top 4” que salieron de Demo Day estaban todos relacionados con Estados Unidos. El ganador de Demo Day, Material Mix de St. Louis, es un intercambio de subproductos industriales reutilizables. El segundo lugar fue para Totus Power de San Francisco, una compañía que utiliza tecnología de vehículos eléctricos para producir una unidad de alimentación de bajo costo a base de baterías para ser usada por escuelas rurales en India. Y el tercer lugar, Click Medix, es una empresa social de diagnósticos móviles dirigida a la parte inferior de la pirámide. La empresa fue fundada por profesores y estudiantes de MIT, Harvard y Carnegie Mellon. Finalmente, BoxFox, fundada en Indianápolis, es un mercado que permite que los minoristas evalúen y vendan exceso de mercadería a distribuidores autorizados.

La pregunta que surge de esto es, ¿qué trae a empresarios con bases en Estados Unidos a Santiago, Chile? La respuesta depende de la fase en que esté la compañía y la visión del empresario. Para negocios con ambiciones globales, Chile sirve el propósito de ser un laboratorio a bajo costo donde un equipo puede poner a prueba y refinar su propuesta de valor. Si una empresa tiene ambiciones en Latinoamérica, Chile también es un punto de entrada para el resto de la región. Para todos los demás, el programa Start-Up Chile provee financiamiento y un lugar en el que innovar sin la distracción de las demandas de la vida cotidiana. Además los empresarios tienen la posibilidad de vivir en un país que cuenta con un costo de vida relativamente bajo y donde abunda la belleza física, y de paso también pueden aprender algo de español.

Pese a proporcionar claros beneficios para los empresarios, Chile también se ve beneficiado. En tan solo tres años, el país se ha rebautizado por completo ante los ojos del resto del mundo. Específicamente en el ámbito de la innovación, Chile ha abandonado su antiguo lugar en el páramo de la innovación y actualmente es conocido como un centro mundial para las iniciativas empresariales.

A pesar de que la historia de Start-Up Chile ha logrado mucho espacio dentro de la prensa mundial, otros países latinoamericanos como Perú y Brasil también han creado iniciativas similares. Eso es un resultado impresionante para un programa que muchos se preocuparon significaría darle a los extranjeros un año gratis de vacaciones en Chile.

Quizás lo más sorprendente de esto, es que Silicon Valley también es un ganador dentro de esta historia. Y no sólo Silicon Valley sino también el resto de la industria de capital de riesgo de Estados Unidos. Sin embargo la historia de Start-Up Chile no debería ser algo extraño para Silicon Valley, después de todo la industria del capital de riesgo de Estados Unidos fue apoyada activamente por políticas de gobierno con visión de futuro. Entonces, ¿por qué nos sorprende que Chile siguiera ese ejemplo con un programa que se adapta al siglo 21? Los inversionistas de capital de riesgo de los Estados Unidos son notoriamente provinciales, pero no les vendría mal el subirse a un avión y ver lo que está pasando en Santiago, Chile. Para encontrar a la siguiente generación de start-ups interesantes, sería bueno que buscaran más allá de Silicon Valley y observaran lo que está sucediendo en el “Chilecon Valley” de Santiago.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto