StarterDaily

Domingo 18 de noviembre de 2018

Política, religión, fútbol y Publicidad

Poltica, religin, ftbol y Publicidad
Estoy viendo un partido de fútbol con mis amigos. Quién juega y el resultado, no vienen al caso; el tema es que en el entretiempo viene la tanda. La mayoría de los comerciales no son muy buenos que digamos, por eso no importa cuál, pero luego de verlo, mi amigo, el más expresivo de todos, abiertamente se expresa: "-Qué mala la propaganda! Vos hacés eso???" - me pregunta. La respuesta tampoco importa, y, en todo caso, cuál sería la respuesta? Pero tampoco viene al caso.

El tema es que mi amigo se sintió con la libertad de decir efusivamente "qué mala propaganda", y evidentemente, ni siquiera sabe lo que es “propaganda”. El tema es que nunca escuché a mi amigo decir: "-Mirá ese bombero! Qué mal apaga el fuego!". La publicidad se ha convertido (a lo mejor siempre lo fue, pero antes no se cómo era) en materia popular. Algo de lo que todos saben… Perdón, sabemos. Casi ha alcanzado el escalón ocupado por temas tan conflictivos como la política, la religión o el fútbol. Pero cuál es la diferencia? Simplemente la teoría. La mayoría de las personas que opinan no la tienen, como sí la tienen de esos otros temas tan legendariamente compartidos por todos. Para un publicista, es fácil debatir con un mortal corriente acerca de publicidad. Basta con decir algo tan básico como "es que la ejecución no acompaña al Concepto Central Creativo, entendés?"… Fin de la discusión.

En todo caso, quien escribe es un profesional del tema. Los mortales corrientes no tienen por qué tener mis conocimientos, pero sin embargo opinan. Y si opinan, es porque algo los motiva. Y no es el gusto por lo audiovisual, ya que si hablamos de películas no existe discusión: a vos te gustó y a mi no. Pero con la publicidad pasa otra cosa. Casi no se habla de "me gusta" o "no me gusta". Se habla de "qué buena" o "qué mala". Algo más hay detrás de un comercial, que hace que los mortales comunes se sientan aptos para juzgar.
El papel protagónico del consumidor le da la autoridad que necesita para juzgar una pieza creativa, ya que sin ellos la publicidad no existiría.

Quizá sea el hecho de ser los receptores del mensaje. Después de todo, la publicidad tiene un único fin, el consumidor. Posiblemente sea el papel protagónico del consumidor lo que le da la autoridad que necesita para juzgar una pieza creativa, ya que sin ellos la publicidad no existiría.

Pero echemos un vistazo más íntimo a nuestra profesión. Porque claro, igual somos todos profesionales, pero vivimos en desacuerdo. Cada uno tiene su punto de vista y trata de venderlo. Quienes llegan a ser Directores Creativos son aquellos que logran imponer sus puntos de vista, es decir… A quienes les han comprado sus puntos de vista y les pagan por defenderlos. A la larga, podemos decir entonces que los conocimientos acerca de nuestra materia son relativos: se trata de creer en algo y jugársela. No hay una fórmula para hacer que un producto venda, sino varias patas de donde agarrarse… Todo el tiempo desechamos ideas y optamos por otras según nuestro criterio.

Entonces, si internamente en nuestra profesión no hay muchas cosas preestablecidas, ya es bastante complicado para nosotros tener razón. Y eso que nosotros estudiamos, sabemos de esto. ¿Cómo es que un consumidor puede saber más?

Mi conclusión no es que sabe más… Pero por lo menos tiene sensibilidad. La buena publicidad es en un 80% práctica. Nadie tiene, en teoría, la razón. Se trata de poner en práctica creencias y ver cómo funcionan. Nosotros tenemos la ventaja de habernos preparado para hacerlo, pero no así el común de los mortales. En política, fútbol y religión pasa lo mismo… Hay que vernos discutiendo con un cura o un rabino, y eso que ellos se han preparado toda la vida para hacerlo. Pero la religión está tan atada a la propia sensibilidad, que nos vemos, por lógica, en condiciones de opinar, juzgar, etc.

En realidad, lejos estamos los publicistas de sentirnos amenazados por "los conocimientos" de la gente. De hecho, la sensibilidad de la gente es nuestra principal herramienta. Pero tenemos que entender que, por lo mismo, así funciona. Y seguramente sea eso mismo lo que la hace tan apasionante, como la religión, el fútbol y la política.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto