StarterDaily

Martes 11 de diciembre de 2018

Ocho consejos para conseguir el trabajo que realmente quieres

Ocho consejos para conseguir el trabajo que realmente quieres
Pasas un tiempo buscando trabajo, envías tu currículum e incluyes una carta de presentación. También le pides a alguien que te recomiende y luego esperas, y sigues esperando. Finalmente no obtuviste el trabajo.

¿Por qué? No te esforzaste lo suficiente. Sí, hay muchas cosas que no puedes controlar acerca del proceso de búsqueda de trabajo: los sistemas de aplicaciones, filtros automatizados que identifican palabras clave en lugar de talento, etc. Pero hay una cosa que sí puedes controlar: la cantidad de esfuerzo que pones tú.

Si estás teniendo dificultades para obtener el trabajo que quieres, no te quejes y acepta tu responsabilidad. Comprométete a hacer un mayor esfuerzo, hacer lo que otros candidatos no están dispuestos a hacer y así tú te destacarás por sobre otros. Y así se obtiene el trabajo que quieres.

Sigue estos consejos:

1. Define para qué empresa quieres trabajar. Es algo obvio pero muchas personas que están buscando trabajo juegan con las probabilidades y responden la mayor cantidad de anuncios como les es posible.

El responder a un aviso laboral generalmente resulta en que los encargados del proceso de selección deban revisar los CVs de miles de potenciales candidatos para encontrar a la persona adecuada. Para demostrarle al encargado que eres el candidato adecuado, debes hacer algo de trabajo. En lugar de enviar tu currículum a montones de empresas, dedica tiempo para determinar en qué empresa definitivamente quieres trabajar y luego..

2. Conoce a la empresa, pero de verdad. Ponte por un minuto en el lugar del director de recursos humanos. Tú le dices, "Me encantaría trabajar para usted", pero lo que él escucha es "Me encantaría que usted me pagara."

Él no puede saber que quieres trabajar para su compañía a menos que sepas mucho sobre su compañía; esa es la diferencia entre querer un trabajo y querer un rol verdadero dentro de una empresa. Habla con amigos, familiares, proveedores, clientes, cualquier persona que te pueda hablar de la empresa. Revisa quiénes son y cuál es la trayectoria de la gerencia y los empleados en las redes sociales. Cuando conozcas a las personas, conocerás a la compañía. Aprende tanto como puedas sobre ella.

3. Averigua cómo podrás favorecer a la compañía y qué le puedes ofrecer. Muchas empresas ven el tener que capacitar o enviar a talleres a sus empleados como un mal necesario. La capacitación requiere de tiempo, dinero, esfuerzo, y todo eso es escaso. Un empleado nuevo ideal será productivo desde el comienzo, al menos en parte.

Pese a que no es necesario que seas capaz de hacer todo lo que te piden en el trabajo, ayuda el que la empresa vea un "retorno" inmediato en su inversión (tu contratación). Recuerda: contratarte a ti es una inversión que debe generar algo a cambio.

4. No te limites a decirlo, demuéstralo. Demuestra lo que puedes ofrecer. Por ejemplo, si eres programador, crea un bosquejo de una aplicación. Muestra lo que eres capaz de hacer.

Esta es tu oportunidad de demostrar que conoces a la empresa, y que sabes lo que le puedes ofrecer. Tu iniciativa será suficiente para impresionarlos y también será de gran ayuda para sobrepasar las preocupaciones que puedan tener de que eres pura habla y nada de acción. Quizás no es justo que debas crear un plan para obtener el trabajo, pero el hacerlo sin duda hará que resaltes por sobre otros potenciales empleados.

No permitas que lo "justo" - cuando la única persona en desventaja eres tú - se interponga con tus metas.

5. Utiliza las referencias como un refuerzo. El mundo de los negocios se trata mucho sobre relaciones. Muchos jefes han tomado malas decisiones de contratación, por lo que una recomendación de alguien en quien él confíe es como el oro.

Es posible que debas buscar profundamente dentro de tus redes o incluso crear nuevas conexiones, pero el esfuerzo valdrá la pena.

6. Sé el que llama. No es necesario que esperes que te llamen a una entrevista o que haya una vacante dentro de la empresa, después de todo ya identificaste las formas en que puedes contribuir a la empresa para la que quieres trabajar.

Arregla una introducción, reúnete con alguien que pueda influenciar la decisión de contratación y luego preséntate. Si crees que no funcionará, recuerda demostrarle a la persona cómo se beneficiará y es probable que funcione.

7. Sé asertivo. Muchas veces los encargados de las entrevistas laborales son pésimos entrevistadores. Por eso, toma el control y sé directo, ve al grano. Explica lo que puedes hacer, describe tus trabajos anteriores y estudios. No hables acerca de lo que significa el trabajo para ti; habla acerca de cómo se beneficiará la compañía con tus destrezas. Véndete a ti mismo: utiliza lo que sabes de la compañía y cómo crearás un impacto para respaldar tu pitch.

8. Solicita el trabajo. Si sabes con certeza que quieres el trabajo, pídelo. No tienes nada que perder y nunca se sabe, quizás te contraten en el instante.

Y antes de analizar estos consejos, recuerda que si haces lo mismo que hacen todos los demás, será más difícil que te destaques y obtengas el trabajo con el que sueñas.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto