StarterDaily

Jueves 18 de octubre de 2018

Nuevas estrategias para nuevas consumidoras

Por Jaime Solís, Director de Pro by Promoplan Publicidad.

Para nadie resulta una sorpresa que las mujeres están incorporándose fuertemente al mercado laboral, incluso en áreas que antes eran exclusivas de los hombres. Lo que sí nos debe llamar la atención es que en 2010, por primera vez, las profesionales chilenas representaron el 51% de la fuerza laboral, superando a sus pares masculinos. A esto se suma el hecho que el 24% de ellas gana un sueldo mayor que su pareja y que, hoy más que nunca, son quienes toman las decisiones de compra dentro del hogar.

Según un estudio realizado por The Boston Consulting Group, el sexo femenino gasta 12 mil millones de dólares al año, lo que representa el 70% de las compras a nivel mundial. Ya no están encargadas de adquirir sólo los alimentos y utensilios que se necesitan en una casa, sino que compran bienes relevantes como propiedades, automóviles y artículos de alta tecnología.

Con estos datos, salta a la vista que feminizar el mercado es más que necesario para obtener una mayor rentabilidad en términos publicitarios, de awareness o de engagement con este nuevo segmento. Lo que las marcas deben preguntarse es si sus campañas están enfocadas en lo que realmente es importante para las mujeres. O en el caso de las agencias, ¿cómo es posible segmentar eficazmente a la audiencia femenina y lograr que se sientan representadas? ¿Conocemos realmente este nuevo rol de mujer empoderada? ¿Sabemos qué motiva su decisión final de compra?

Para entenderlas, debemos ponernos en el rol de las mujeres que dividen su tiempo entre la extenuante jornada laboral, la organización de la casa, el cuidado de los niños, su pareja y que difícilmente tienen un momento para ellas.  Así, todo lo que pueda ayudarlas a ahorrar tiempo, hacerles la vida más fácil y alivianarles la carga diaria, siempre será bien recibido. Es evidente que más que estrategias de venta lo que se debe diseñar son estrategias de ayuda, ayuda para ganar tiempo y ofrecer experiencias de compra eficiente y gratificante a la vez. La búsqueda de una relación happy-happy es esencial.

Casos exitosos de publicidad efectiva hacia estas nuevas mujeres, hay varios. Hace unos meses, una prestigiosa marca de cámaras fotográficas logró aumentar sus ventas en un 25% sólo al cambiar su aviso publicitario. Se enfocó en los sentimientos que puede producir una fotografía en vez de detallar las características técnicas del aparato, lo que captó la atención de ese segmento.

El proceso de elección de un producto en una mujer es mucho más lento que en un hombre. Su búsqueda es mucho más exhaustiva, preguntan y piden opiniones antes de tomar una decisión. Ellas recomiendan y se informan de sus características, fortalezas y debilidades. Todas estas características pueden parecer triviales, sin embargo pueden determinar el éxito de una campaña publicitaria o un producto.

Entender a las mujeres, comprender su forma de pensar e incorporarla en nuestras estrategias de campaña, es fundamental para lograr el éxito. No hay que olvidar que una mujer recomienda, en promedio, 27 veces un producto que le gusta y ante una mala experiencia, son capaces de destruir la reputación de una marca. La rentabilidad de su poder de compra y la influencia que ella tiene en el mercado es una realidad que nadie puede pasar por alto.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto