StarterDaily

Miércoles 12 de diciembre de 2018

Mark Zuckerberg Personaje del año de la revista TIME

Por
StarterDaily
Lunes 20 de diciembre de 2010

La mañana del 16 de noviembre de 2010, Mark Zuckerberg dirigía una reunión en el Acuario, una de las salas de conferencias de Facebook, llamada así por estar al medio de un enorme lugar de trabajo y tener paredes de vidrio en 3 lados, por lo que todos pueden ver hacia dentro. Las salas de conferencia de  Facebook son los únicos lugares en donde nadie tiene nada, ni la más mínima privacidad. El espacio es abierto: sin cubículos, sin oficinas, sin paredes, sólo con muebles de oficina. Sheryl Sandberg, COO de Facebook, quien solía ser la jefa de equipo de Lawrence Summer en el Departamento de Hacienda, no tiene oficina. Zuckerberg, CEO, co-fundador y presidente visionario, tampoco cuenta con oficina.

El equipo estaba en el lanzamiento del nuevo servicio de mensajería de Facebook, que había hecho el día antes y salió sin ni un problema, o mejor sin más del número de complicaciones de siempre. Zuckerberg mantuvo la reunión en camino, insistiendo dinámicamente en su punto, sin notas o pizarra, sólo hablando con sus manos, pero su tono era relajado. Mucho se ha hecho del legendario modo social torpe de Zuckerberg, pero en una sala como esta, él es el equivalente George Plimpton de Sillicon Valley. El bromeaba con Andrew "Boz" Bosworth, un director de ingeniería que hizo andar el proyecto. (Boz fue instructor de Zuckerberg en un curso de inteligencia artificial cuando estaban en Harvard. El dijo que su futuro jefe no lo hacia muy bien. Aunque, la verdad, Zuckerberg no inventó Facebook ese semestre). Aparte de un periodista sentado en una esquina, nadie en la sala parecía ser mayor de 30 años y, aparte del acompañante de relaciones publicas del periodista, había sólo jóvenes.

El team de Facebook, Chamath Palihapitya, vice presidente de crecimiento móvil e international; Zuckerberg; Mike Schroepfer, vice presidente de ingeniería; Jonathan Heiliger, vice presidente de funcionamiento técnico; Chris Cox, vice presidente de productos.

La puerta se abrió y entró un distinguido hombre canoso, es la única manera de describir esta entrada, seguida por un par de ayudantes. El fue la persona de más edad en la sala por 20 años y también el único usando un traje. Estaba en el edificio, explicó con el encantador aire de un caballero acerca de los derechos de seguridad blindada para siempre, Mark lo detuvo para presentarse así mismo como “Zuckerberg”: -“Robert Mueller, director del FBI, encantado de conocerlo”. Se dieron la mano y hablaron de nada por un par de minutos, luego Mueller se fue. Hubo un silencio incomodo mientras se miraban unos a otros como preguntándose, ¿Qué es lo que acaba de pasar? Es una pregunta justa. Casi 7 años atrás, en febrero del 2004, cuando Zuckerberg era un estudiante de 19 años en Harvard, comenzó con un servicio web desde su pieza. Lo llamó Thefacebook.com, y fue denominado como “un directorio online que conecta gente a través de redes sociales de universidades”. Este año, Facebook, ahora sin el THE, agregó a su miembro 550 millones. Uno de cada doce personas en el planeta tiene una cuenta de Facebook.  Hablan 75 lenguas y colectivamente pasan en  el sitio más de 700 billones de minutos al mes. El mes pasado el sitio contó que 1 de cada 4 page views eran norteamericanos. Su número de miembros actualmente crece a un ritmo de 700.000 personas por día.

¿Qué sucedió? En menos de 7 años, Zuckerberg juntó a una docena de la humanidad en un sólo sitio, creando así una entidad social dos veces más grande que Estados Unidos. Si Facebook fuera un país sería el tercero más grande, después de China e India. Comenzó como una broma, una diversión, pero se convirtió en algo real, algo que ha cambiado la manera de relacionarse de los seres humanos en una gran escala de especies. Ahora estamos pasando nuestra vida social a través de una red comercial que, al menos en papel, ha convertido a Zuckerberg 6 veces más millonario. Facebook ha convergido con la fábrica social de la vida norteamericana, y no sólo norteamericana, sino con la vida humana en general: cerca de la mitad de los estadounidenses poseen una cuenta Facebook, pero el 70% de los usuarios de Facebook viven fuera de Estados Unidos. Es un hecho permanente de nuestra realidad social mundial. Hemos entrado a la era Facebook y, Mark Zuckerberg es el hombre que nos llevó ahí.

Sesión de fotos para TIME en Antonio's Nut House

Zuckerberg es parte de última generación de seres humanos que recordarán la vida antes del internet, sólo si la recuerdan. Nació en 1984 y creció en Dobbs Ferry en Nueva Cork. Hijo de un dentista, cuyo slogan era, y es, "Atendemos a los cobardes”. Mark tiene 3 hermanas, la mayor de ellas, Randi, es ahora la Jefa de Marketing de Consumidores y buenas iniciativas sociales de Facebook. Fue un hogar de mucho apoyo que creó niños con seguridad. El pequeño Mark era "terco y perseverante," según su padre Ed. “Para algunos niños, sus respuestas se podían responder con un simple si o no”, dijo. “Cuando Mark preguntaba por algo, un si por si sólo podría funcionar, pero un no, requería mucho más. Si le decías que No, mejor que estuvieras preparado con un gran argumento apoyado por hechos, experiencias, lógicas, razones. Lo visionábamos algún día como un abogado, con un nivel de éxito de cerca de 100% de convencer a los jueces”.

Reportaje y fotos Revista TIME

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto