StarterDaily

Martes 22 de mayo de 2018

Historias que sacan una sonrisa

Los chistes van saliendo de situaciones que se van creando en el minuto. La mecánica del chiste funciona por el imprevisto y por la ironía. Por ejemplo, el imprevisto, uno puede estar en la casa y la mamá va bajando las escaleras y se saca la cresta, uno a eso le da risa, uno se ríe primero y después la para, porque es una cosa que uno no la esperaba.



De esta forma se van armando los chistes. Otro ejemplo para demostrar como el imprevisto puede ser una forma de humor es el siguiente: un tipo asalta a otro, al asaltarlo le saca todo, el reloj, las zapatillas, la ropa, y lo deja solo en calzoncillos, eso sería lo lógico. Ahora cual sería la situación que causaría gracia, en el chiste y para el tipo que asalta también, que al asaltarlo y sacarle todo el hombre ande a lo gringo. Eso sería doblemente gracioso, como relato y también para el asaltante pues no esperaba encontrarse con “tamaña sorpresa”.



Por eso es importante también entender que a los guionistas o humoristas, les cuesta mucho armar sus rutinas. Muchos humoristas parecen tener un alto desplante en el humor oral, pero que pasa con el humor escrito, el humor gráfico, que pasa con el humor musical, nadie sabe absolutamente nada. Generalmente las personas común y corrientes no perciben la diferencia entre la ironía y el imprevisto, no tienen idea de critica social, humor costumbrista, todo lo mezcla en el mismo saco.



Están también los chistes más descriptivos, donde la gente se va riendo entre medio, por ejemplo, el clásico personaje de Coco Legrand, el Cuesco Cabrera, ejecutivo de este país, que salto del Jabón gringo al Camay, sin intermediarios como el Lux y el Rexona según Legrand. Ese personaje que a medida que se va contando su historia saca carcajadas.



En fin, los chistes van naciendo de nuestra experiencia personal. Vivimos rodeados de situaciones cómicas a nuestro alrededor, la dificultad está en agarrar esa situación, y convertirla en extraña al momento de contarla nuevamente. Cuando se trata de hacerse el chistosito, nos daremos cuenta de que en realidad no es tan fácil como nosotros pensábamos.


Basado en una explicación de Coco Legrand.



Por Claudio Seguel



http://www.youtube.com/watch?v=9eqH2ST4NbM


Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto