StarterDaily

Jueves 16 de agosto de 2018

Estrategia de Samsung con la selfie durante los Oscar costó USD$18 millones

Estrategia de Samsung con la selfie durante los Oscar cost USD$18 millones
Samsung Electronics Co. gastó aproximadamente USD$18 millones en anuncios para las pausas comerciales de los Premios de la Academia. Pero Samsung al parecer obtuvo más publicidad de la anfitriona de los Oscar, Ellen DeGeneres que del espectáculo en sí.

Ellen jugó y sacó fotografías con un teléfono Samsung blanco durante la emisión, incluyendo el momento en que le pasó un Galaxy Note 3 al actor Bradley Cooper para sacar una selfie con las otras estrellas de cine (Brad Pitt, Meryl Streep, Kevin Spacey, Jennifer Lawrence, entre otros).

Pese a que ese momento pareció ser espontáneo, no fue del todo improvisado. Como parte del patrocinio y pacto publicitario para los Oscar con la cadena ABC, la cadena televisiva que transmitió el evento, Samsung y su empresa de medios Starcom MediaVest negociaron el integrar el smartphone Galaxy al show, según dos personas familiarizadas con el asunto.

El hecho es que Samsung le dio a ABC smartphones para usar durante la emisión y se le prometió que sus dispositivos saldrían al aire. Al menos una de las apariciones del producto había sido previamente planeada: durante el pre-show del evento, ABC mostró un clip de seis jóvenes aspirantes a cineastas recorriendo Disney Studios. En el video, se ve a ese grupo de personas con dispositivos Samsung.

El origen del selfie fue algo distinto. De acuerdo a personas familiarizadas con el tema, durante los días previos al evento, Ellen DeGeneres decidió que quería tomar selfies durante el espectáculo y ABC sugirió que usara un teléfono Samsung, ya que era uno de los patrocinadores. De hecho durante los ensayos los ejecutivos de Samsung capacitaron a DeGeneres en el uso del Samsung Galaxy. “Fue una buena técnica para dar pantalla a la marca Samsung,” aseguró Allen Adamson, director gerente de Landor Associates, una empresa de branding propiedad de WPP PLC. “La selfie de Ellen seguramente va a tener mayor impacto que sus comerciales. Esa magia de los virales es algo que no se puede comprar,” añadió.

Y es que tener productos que aparecen en medio de los programas – product placement – ha sido parte del negocio de la TV desde los primeros días del medio. Incluso se ha convertido en una técnica de marketing más popular durante los últimos años, particularmente hoy en día que la gente acostumbra saltarse los anuncios en medio de los videos. Esto ha llevado a los comerciantes a buscar nuevas formas de comercializar sus marcas.

Aunque Samsung no quiso comentar respecto a los detalles financieros de su acuerdo con ABC, la empresa de ad tracking, Kantar Media calculó que, considerando que los anunciantes estaban pagando unos USD$1.8 millones por 30 segundos de tiempo de anuncio durante los Oscar, Samsung compró cinco minutos, lo que significa que debe haber gastado unos USD$18 millones en anuncios durante la versión 2014 de los Oscar.

De cualquier forma los resultados parecen haber sido bastante positivos para la marca, tomando en cuenta que la foto de Ellen fue retweeteada más de 3 millones de veces y que Samsung en algún momento obtuvo 900 menciones por minuto dentro de las redes sociales, de acuerdo a la empresa Kontera.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto