StarterDaily

Sábado 20 de octubre de 2018

En EE.UU. anuncios de cigarros electrónicos debutarán en Televisión

En EE.UU. anuncios de cigarros electrnicos debutarn en Televisin

Por
Catalina Larrondo G.
Jueves 2 de enero de 2014

La industria de los cigarros electrónicos tienes grandes planes para su publicidad televisiva durante este 2014.

Se espera que en enero la Administración de Alimentos y Drogas (FDA por sus siglas en inglés) comience a poner restricciones a los dispositivos que funcionan con baterías en medio de llamados de políticos y grupos anti-tabaco que los quieren regular como cigarros tradicionales, los cuales no han sido permitidos dentro de comerciales de TV desde 1971.

En lugar de ser retirados, los fabricantes de cigarrillos electrónicos están desatando una oleada de nuevos anuncios de TV que esperan lleguen a una mayor cantidad de consumidores lo más rápido posible para consolidar sus marcas a nivel nacional.

Los cigarrillos electrónicos convierten el líquido de nicotina en vapor, lo que representa una pequeña pero creciente alternativa a los cigarrillos convencionales.

Lorillard Inc. lanzó dos nuevos anuncios de televisión para su producto de grandes ventas Blu durante este mes y planea gastar más en marketing de lo que gastó durante el 2013, año en que gastó $30 millones. NJOY Inc. comenzó a transmitir un anuncio de TV para su cigarrillo electrónico el jueves y ya está presupuestando más de $30 millones de inversión en marketing durante el 2014, el triple de su gasto durante el 2013. Ambos dicen que los anuncios de TV serán parte relevante de su comercialización.

Sus rivales más pequeños, incluidos los fabricantes de Fin, Mistic y 21st Century Smoke han estrenado anuncios de televisión inaugurales durante los últimos meses, como parte de su estrategia para separarse de las más de 200 marcas rivales que se están publicitando en Internet, radio, revistas y vallas publicitarias.

Las compañías de cigarros electrónicos ya han gastado más de $15 millones en anuncio de televisión durante los primeros nueve meses de 2013, frente a $1.1 millones en el mismo periodo del año anterior, según Kantar Media.

Los anuncios han salido al aire en canales de cable como ESPN, Comedy Channel y Spike TV y afiliados locales de las redes de radiodifusión; NJOY alcanzó cerca de 10 millones de espectadores durante este año en el Super Bowl.

Las cifras del 2014 podrían inflarse aún más gracias a las dos mayores compañías tabacaleras de Estados Unidos que también entrarán al comercio de los cigarros electrónicos. Altria Group Inc., el gigante responsable de los Marlboro recientemente estrenó su cigarrillo MarkTen en Indiana y Arizona, y no ha descartado el anunciar sus cigarrillos electrónicos por TV. El fabricante de los cigarros Camel, Reynolds American Inc. recientemente estrenó anuncios de TV en Colorado, EE.UU. para su cigarrillo electrónico Vuse, marca que planea llevar a nivel nacional durante este año.

Existe un creciente consenso científico de que los cigarrillos electrónicos son menos dañinos que los tradicionales, los cuales liberan miles de toxinas a través de la combustión. Pero los críticos dicen que los anuncios de cigarrillos electrónicos re-glamorizan a los cigarros y podrían desencadenar una nueva generación de fumadores. Los reguladores ya restringen la publicidad de los cigarrillos tradicionales dentro de revistas, correos directos y vitrinas de tiendas.

Los fiscales generales de 40 estados instaron a la FDA en septiembre a frenar la comercialización de los cigarrillos electrónicos, argumentando que la TV “hace más fácil que esos anuncios lleguen a los niños.” Los Demócratas de la Cámara en el Comité de Energía y Comercio también enviaron una carta a la FDA en noviembre, quejándose de que los anuncios de los cigarrillos electrónicos son muy similares a los de los cigarros comunes y corrientes de hace medio siglo, que hasta incluyen apoyo de celebridades.

“¿Cuánto tiempo más debemos cerrar los ojos a la historia?” dijo Matthew Myers, presidente de la Campaña para Niños Libres de Tabaco, un grupo antitabaco que insiste en la creación de regulaciones duras para los cigarros electrónicos.

La FDA se rehúsa a comentar sobre los detalles de su propuesta antes de que sea publicada. Las compañías de cigarrillos electrónicos dicen que están dirigidas a fumadores adultos y no a jóvenes y que apelarán a la prohibición de la publicidad en tribunales de ser necesario. Blu usa a actores como Stephen Dorff y Jenny McCarthy en sus anuncios de TV pero asegura que estos se emiten de 10 p.m. a 2 a.m., con al menos un 85% de audiencia adulta.

“No me sorprendería que la reacción instintiva prohibiera los anuncios de cigarrillos electrónicos en la TV, pero los vamos a usar de forma responsable hasta que nos digan que no podemos,” dijo Jason Healy, fundador de Blu.

NJOY no ha hecho uso de celebridades en sus anuncios de televisión que llevan el lema, “Cigarrillos, has conocido a tu pareja.” Pero se ha publicado un anuncio con la cantante Courtney Love en Internet y la empresa también se ha unido con Bruno Mars, quien ha tweeteado sobre NJOY. Además la compañía entregó cigarrillos electrónicos en la Semana de la Moda de Nueva York.

“Estamos desnormalizando y quitándole glamour al consumo de tabaco,” aseguró Craig Weiss, presidente ejecutivo de NJOY.

A las compañías de cigarros electrónicos de Estados Unidos ya no se les permite decir que sus productos ayudan a que las personas dejen de fumar ni que son menos dañinos que los cigarrillos tradicionales. Ese es el resultado de un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos del año 2010 que permitió que los cigarros electrónicos siguieran vendiéndose siempre y cuando no dijeran tener propiedades “terapéuticas”.

Las campañas de marketing están tratando de acercarse a esa línea, sin cruzarla. El último anuncio de NJOY muestra a un hombre joven que intenta persuadir a su amigo de dejar los cigarros comunes por los de vapor. En lugar de usar la palabra “dejar”, la voz en off enfatiza que NJOY es el único cigarro electrónico al que vale la pena “cambiarse”, agregando que “los amigos no dejan que sus amigos fumen.”

En un anuncio televisivo para Blu, Jenny McCarthy se sienta en un exclusivo bar y promociona el cigarrillo electrónico como “la alternativa más inteligente”, sin las cenizas, el olor o la culpa que traen los cigarros convencionales.

Otro anuncio de TV estrenado el mes pasado para Mistic dice a los espectadores que un fumador de una cajetilla diaria se ahorraría $1.800 anuales al cambiarse a los cartuchos de líquido que son más baratos.

Pero los creadores de LOGIC, la tercera marca más comprada dice que no planea entrar a la TV y piensa seguir centrándose en las vitrinas de las tiendas, la radio y los anuncios arriba de taxis. “Los anuncios de TV crean animosidad que en este momento no deseamos crear,” asegura Miguel Martin, presidente de Logic Technology Development.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto