StarterDaily

Viernes 14 de diciembre de 2018

El fracaso como parte fundamental del éxito

El fracaso como parte fundamental del xito
El pasado viernes y sábado se realizó en Santiago de Chile el primer Meet Latam, encuentro de emprendimiento y tecnología que contó con la presencia de destacados emprendedores de Silicon Valley. Verdaderos genios de la computación, la matemática, lógica y por supuesto de los negocios.

Entre ellos estuvo Aber Whitcomb de MySpace, Uri Levine de Waze, Jared Kopf de AdRoll y co-fundador de Paypal, Gil Penchina de Wikia, Ash Fontana de AngelList entre muchos otros.

emprendedores

Estos "empresarios de la era del conocimiento" son tipos jóvenes, de jeans y zapatillas que posiblemente nunca estudiaron, dejaron la universidad, o que no encajaron en una oficina y un horario fijo pero que profundamente motivados por sus ideas de cambio, ahora se dedican a desarrollar empresas de gran impacto. Pero no sólo ganan dinero, sino que también crean fondos de inversión y apuestan en pequeñas compañías de gran potencial y escalabilidad. Son los comúnmente llamados inversionistas ángeles.

Estos personajes posiblemente son los adolescentes que vivieron la burbuja de las .COM del 2001, cuando todo el mundo quería llevar el negocio offline al online. Sólo algunas pequeñas empresas sobrevivieron, y fueron estos mismos adolescentes los que pudieron aprender y hacer un cambio mental de que es bueno fracasar y luego ser exitoso en un ambiente tan competitivo como el tecnológico.

Corporación v/s Emprendimiento


En Chile estamos acostumbrados a ver que los empresarios exitosos son los de cuello y corbata y que sus apellidos son mucho más grandes que su billetera. Conocemos a familias completas de grandes ejecutivos con poder no sólo en los negocios, sino también en la política. Este mundo "corporativo" es dueño de nuestro sistema económico y de todas las leyes que propician un escenario para que estos grandes empresarios sigan ganando dinero. El cambio lo emprendedores, también llamados "emperdedores" son lo que nunca van a poder salir a flote con sus ideas. Hasta ahora.

El actual gobierno está desarrollando modelos económicos basados en el emprendimiento e invirtiendo más de 1.000 millones de dólares en "ideas" dentro del llamado Año de la Innovación. Este concepto, sumado a la aparición de estos fondos, está transformando al ecosistema empresarial e influyendo directamente en la generación de un nuevo tipo de profesional, apto para un nuevo tipo de mercado laboral, y por ende a un nuevo tipo de economía.

La Economía del 2023


Para que Chile sea un país desarrollado, necesita ser un país más competitivo y esto se logra echando a la basura viejas leyes que estancan la innovación, pero más importante aún; dejando que las personas puedan fracasar.

El fracaso asociado al éxito será el gran ingrediente de la Economía del 2023, y fue justamente del fracaso de lo que vinieron a hablar estos importantes personajes de Silicon Valley. Cada uno de los grandes genios de Silicon Valley ha fracasado más de alguna vez, pero son las personas más persistentes que pudiésemos conocer. Por ej. Hasta 5 empresas sin éxito creó Aaron Patzer antes de crear Mint.com, empresa que vendió en más de 170 millones de dólares.

El fracaso es fundamental para el desarrollo exitoso de la economía. El aprender de los errores no es sólo una buena frase, sino que debe ser una ley que se espera consolidar en 10 años.

Y una de las estrategias para aplacar el fracaso es atacar profundamente a la burocracia en la creación de empresas. De hecho uno de los grandes avances en materias de emprendimiento es que ahora cualquier chileno puede crear una sociedad/empresa a través de un portal web en tan sólo un día. Para lograr esto, el Gobierno tuvo que cambiar los viejos y oxidados engranajes del sistema Notarial, que también supone un cambio dentro de las instituciones asociadas, como contadores, abogados, etc.

Lo anterior es sólo el punto de partida en ésta profunda reforma, ya que también se está trabajando en la Ley de Quiebra, que permitirá disminuir el castigo financiero y social de un emprendedor al momento de fracasar.

Ideas Made in Chile


Con las reformas antes señaladas y al fracaso como protagonista, lograremos una cultura empresarial orientada a la creatividad de excelencia y al desarrollo de ideas capaces de competir en el mercado global.

Esto no es sólo un trabajo del gobierno de turno, sino también una reforma a nuestro propio sistema mental y que hoy debiéramos desarrollar en los niños, estudiantes y profesionales jóvenes, para que siempre tengan presente que: Para ganar, primero hay que fracasar, y esto no tiene nada de malo.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto