StarterDaily

Viernes 22 de junio de 2018

El desafío de ser Cuentas

El desafo de ser Cuentas
No soy de cuentas, soy redactor. Pero estudié lo mismo que la mayoría de los cuentas y hace unos años trabajo en el mismo lugar que ellos. Aclaro que siempre empiezo con una aclaración, para intentar alejar a los detractores y atraer a los interesados.

Como dije, veo trabajar cuentas a mi lado todos los días y debo confesar que algo en ese rol me seduce. Creo que pocos profesionales están tan contentos de hacer lo que hacen, como los creativos, pero algo en cuentas envidio.

Estar cara a cara con el cliente permanentemente para poder llevarlo por el camino que a su marca le conviene. El cliente tiene mucha más facilidad para perderse con los vicios de la comunicación, porque el trabajo de un publicitario justamente es no perderse. De esa forma puede guiarlo y venderle buena comunicación. A la larga, todos en algún momento nos contaminamos con los vicios de la comunicación: que con este guión hay más posibilidades en Cannes; que la gente no entiende los titulares inteligentes; que el cliente nunca lo va a comprar; etc. Pero el desafío de un cuentas es mayor, porque es el inicio de una cadena. Si se pierde el cuentas, seguramente se perderán los que vienen detrás: Los creativos, los productores, los fotógrafos, los directores, el consumidor, el mercado… Eso es lo que me seduce, la oportunidad de dirigir una cadena tan grande.

El cliente tiene presiones muy distintas a las nuestras y por eso es entendible que muchas veces se confunda acerca de lo que le conviene a su marca. Pero no debemos nosotros confundirnos con las presiones que tiene él. Nuestra responsabilidad es crear y venderle buena comunicación, esa debería ser nuestra presión.

Me da la sensación de que ser un buen cuentas es más difícil que ser un buen creativo. Tiende a confundirse el rol, con la simplificación de que “el buen trabajo de un cuentas consiste en mantener la buena relación con el cliente”… Pero vamos… Ese trabajo también lo tiene el creativo. Es el cuentas quien tiene la posibilidad de manejar al cliente, mucho más que el creativo. De aconsejarlo y guiarlo. Eso es lo difícil de ser cuentas… Ese es el desafío. Porque para un cuentas reenviar mails es fácil, tanto como para un creativo buscar la referencia antes que el concepto.

Se me hace imposible ver apasionante el rol de cuentas, sin mirarlo desde esta perspectiva. Y sabemos los creativos, que si no nos apasionamos por lo que hacemos, no lo hacemos del todo bien. Es entendiendo esto, que el despectivamente llamado trabajo de RRPP, se transforma en uno mucho más interesante… En el atractivo desafío de ser cuentas.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto