" />

StarterDaily

Lunes 24 de septiembre de 2018

'Dulces sueños', dos niños creando de verdad.

Dulces Sueños es el primer libro de la editorial llamada Wonderwall, que crearon Claudio Seguel (Creador y Socio Fundador de Festival Copywriter) y Sebastián Fajre (más conocido en el mundo de la ilustración como Frankenstian).


Dulces Sueños, es un libro creado para que los padres recobren la vieja tradición de leerles un cuento a sus hijos en base a un mundo mágico e inocente, contrastado con el mundo de hoy, que es dominado por la tecnología, las consolas y la ausencia de los padres. Cuentos hechos para que todos, no tan solo nuestros niños, volvamos a creer.

En esta entrevista queremos conocer más acerca de esta creación de dos personajes del mundo publicitario, que dejaron de lado por un momento el mundo de los negocios y la publicidad, por un fin noble.

Y para que esta idea tenga un sentido, estos dos cabros chicos, han decidido donar su primera edición a la fundación América Solidaria, para que este libro vaya en ayuda de los niños en riesgo social.


Conversando con Claudio Seguel:


¿Cómo nació este proyecto de escribir un libro infantil?
Bueno, creo que esta idea nació, hace un años atrás, por el mismo hecho de tener a mi hijo Sebastián lejos, que ya tiene 7 años, por no tener esa posibilidad normal que tiene todo padre de estar todos los días con su hijo,  creo que esa fue la principal motivación, sumado también a mis sobrinos revoltosos que día a día me entretienen con sus travesuras y sus mundos fantásticos. Además hace tiempo que quería hacer algo que me motivara de verdad, que saliera del típico titular de consumo o a esa frase de radio sin valor emocional. Siempre me gustó escribir y este libro está hecho y escrito desde el corazón.

¿Cómo fue el proceso de escribir un libro?, ¿Cuánto tiempo le dedicaste?
Tuve tiempo, suena irónico, desde que decidí no trabajar más en agencias de publicidad. Es ilógico, porque trabajas en un departamento creativo, pero tienes cero posibilidad de hacer tus ideas, tus proyectos personales, porque siempre te vas tarde, y llegas tan cansado a casa que lo único que quieres es descansar. Este proceso de escribir un libro se debió a que decidí privilegiar mis proyectos y un cambio en mi estilo de vida. Cómo me dijo un amigo, elige la vida que quieras vivir. Sigo haciendo clases y trabajando en publicidad, pero desde la otra cara de la moneda, desde el lado del cliente en la gerencia de marketing de un gran banco, lo que me permite que todos los días me vaya a casa a las 6 de la tarde y asi puedo llegar a escribir mis cosas. Este libro nos tomó unos 6 meses terminarlo, son cuentos cortos, pero que cada día íbamos perfeccionando. Además que este libro, posiblemente será lanzado en Colombia, por lo que la observación y la eliminación de chilenismos era importante para su finalización. Cada día volvía a leer los cuentos y siempre terminaba cambiándole algo. Quise recobrar ese estilo de las fábulas de Esopo, que dejaban una noble enseñanza.

¿De donde nace la inspiración para escribir?
De mis mismas historias personales, de mi hijo que para mi lo es todo, que de lo único que habla es de los juegos wii, por eso le escribí el cuento llamado Sebatrónico, de mis sobrinos Martín, Jorge, Daniel y todos los hijos de mis primos que con sus tonteras creativas me hacen reír y otras me hacen rabiar, de la mujer que amo, que por esas dulces casualidades de la vida es colombiana y de su hijo, que se ha transformado en un superhéroe para mi y que justamente es uno de los personajes fuertes del libro, Mathy Smith, un niño que se transforma en un guardián de la naturaleza y que cuida el medioambiente. Pero otros personajes salieron de ilustraciones que ya tenía Seba Fajre en su book, como Calamángel que es un tremendo personaje y la Reina de Trébol. En fin, todos los cuentos tienen un porqué, un significado potente en mi vida. No son fruto de la casualidad.

¿Cómo te contactaste con Sebastián?
Fue fácil, solo necesitaba encontrar una persona noble de corazón. Le propuse este proyecto a otros ilustradores antes, unos lo rechazaron, otros no respondieron y algunos preguntaron que cuanto iban a ganar, y automáticamente los dejé fuera de este proyecto. A Seba lo conocía por su padre, Victor Fajre que es un tremendo dibujante y director de arte, con el cuál compartí aulas en una Universidad. Y por sus ilustraciones que las encontraba espectaculares, y lo llamé y de inmediato me dijo, es justamente lo que quería para mi vida.

¿Qué te pareció trabajar con él?
Todas las personas te dejan una enseñanza, pero Seba me enseñó esa parte de querer hacer por gusto, por pasión, de ponerle corazón a lo que uno hace y que cuadraba perfecto con mi estilo de hacer las cosas. Todo eso sumado a su talento innato, sólo basta ver el libro para que te deje sin palabras.

¿Qué esperas de este trabajo?, ¿Cuáles son tus expectativas?
Sólo espero que los papás tomen el libro, y le dediquen un tiempo a sus hijos antes de que estos se vayan a dormir. No tengo expectativas, si la ilusión de que tenga un lindo fin  y el hecho de que hayamos decidido donarlo a América Solidaria, una fundación que está en gran parte de Latinoamérica y que dirige Benito Baranda, ya es una alegría tremenda. Por eso, cuando se haga el lanzamiento oficial, todos apoyemos con la compra de un libro ya que las ganancias irán en ayuda de todos esos niños que no tienen la posibilidad de tener una vida justa como si la tienen nuestros hijos.

¿Tienes algún otro proyecto similar en mente?
Tenemos varios proyectos para Wonderwall, de hecho ya estamos trabajando en el segundo libro junto con Seba. Lo importante es que este primer libro sea disfrutado y así todos tengamos la posibilidad de volver a creer.

Conversando con Frankestian (Sebastián Fajre):


¿Cuál fue tu impresión cuando Claudio te planteó este proyecto?
Cuando nos juntamos por primera vez Claudio me contaba sobre este maravilloso proyecto y no podía dejar de pensar en todas las veces que había querido hacer un libro de cuento para niños, imaginaba a un papá contando cuentos y los niños soñando nuestras historias y saber que al menos por un momento esas sonrisas iban a ser por el fruto de nuestro trabajo. Además,  Claudio es un tipo noble y con muy buenas intenciones… Como no iba a aceptarlo!!!

¿Cómo fue el desarrollo del trabajo?
Fue bastante peculiar, Claudio me pasaba las historias y yo creaba un concept, busqué muchas referencias e indague bastante en el mundo de la ilustración infantil. Tuve que  adaptar mi estilo de ilustración para niños, muchas de mis ilustraciones tienen contenido de humor adulto y también tenia que hacer una simplificación de estas, los niños son exigentes y se merecen lo mejor.

¿De dónde nació la inspiración para realizar estas ilustraciones?
Indague por muchos libros, muchas imágenes por Internet, libros del Fondo de la Cultura Económica, en fotos del hijo de Claudio, de sus sobrinos, del hijo de su enamorada y también en gente que rodea mi mundo a quienes muchas de  mis sonrisas debo a ellos.

¿Qué te pareció participar de este proyecto?
Fue una experiencia maravillosa, siempre he creído fielmente que hay algo en este mundo que nos conecta y que de una manera muy sutil va dando sus frutos poco a poco, sólo hay que tener la paciencia y ver lo que el nos da. Hubo minutos en que no veíamos la luz, estábamos algo desesperanzados pero esa fuerza se encargaba de decirnos que estábamos equivocados. Todo se da por algo y este era el tiempo, el minuto y con quien debía hacer este libro al cual estoy agradecido enormemente.

Sigan en Twitter a Claudio Seguel @ClaudioSeguel / Sebastián Fajre @frankenstian


Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto