StarterDaily

Viernes 21 de septiembre de 2018

Donald Trump en Twitter: Narcisista, polémico y líder mundial más seguido

Donald Trump en Twitter: Narcisista, polmico y lder mundial ms seguido

Por
Socialmente
Miércoles 15 de noviembre de 2017

Hablar de Donald Trump es hablar de una persona egocéntrica, directa, polémica y que pareciera sólo interesarle lo que él piensa, sin miedo a equivocarse, pues seguramente el actual Presidente de Estados Unidos, a sus 71 años, cree no hacerlo. Y esa misma personalidad la ha emulado a la perfección en su cuenta de Twitter, la cual registra 42,5 millones de seguidores, posicionándose como el líder mundial en actividad con mayor número de followers.

Con aquel dato y debido a que el pasado 8 de noviembre el millonario empresario cumplió un año en la presidencia del país más poderoso del planeta, decidimos analizar el comportamiento que Trump tiene en Twitter, bajo la mirada social y psicológica.

Lo primero que destaca al ingresar a su cuenta oficial es la cantidad de seguidores que tiene, pero también resalta que él sigue a muy pocas cuentas (45), casi todas vinculadas a organismos gubernamentales o a su familia, sin seguir, por ejemplo, a otros presidentes de países, ni siquiera de sus vecinos ni aliados a nivel global.

Es así como bien cabe preguntarse ¿Por qué la gente sigue tanto a un personaje que pareciera no tener consideración por nadie y que muchas veces utiliza Twitter para generar odio?

“En cuanto a su personalidad como figura pública, se reconocen rasgos narcisistas, con una necesidad imperiosa de ser reconocido por todos, con tintes de arrogancia y de grandeza. Es temperamental, impulsivo y también algo obsesivo”, afirma nuestra psicóloga y Directora de Proyectos, Viviana Tamburini.

“Es probable que cause expectación de las personas en Twitter por múltiples motivos, por ejemplo, por admiración. Muchos lo admiran por todo lo que él representa y/o porque es quien probablemente dice lo que algunos piensan, así como también hay otros que se informan sobre él por temor u odio, para saber qué será lo nuevo que este personaje dirá, para saber a qué atenerse, para poder tener material para atacarlo por sus dichos, etc. En el fondo Trump logra su objetivo de ser reconocido, para bien o para mal, por todos. Da la impresión de que Trump utiliza su cuenta de Twitter sólo para comunicar, no para informarse ni interactuar con las personas, por lo tanto, tiene lógica que siga solamente a personas de su círculo cercano”, agrega.

Fenómeno social que se genera, entonces, no sólo por admiración, sino que por la expectación que provoca saber qué va a decir Trump, sobre todo en una época donde la relación de Estados Unidos con Corea del Norte es particularmente crítica.

“Y lo hace porque es el tipo más poderoso del mundo, con una personalidad explosiva, y que suele usar Twitter como plataforma de vocería por sobre medios tradicionales, publicando mensajes lejanos al discurso políticamente correcto… hay preocupación por lo que pueda provocar este presidente a nivel global, considerando que muchos ven como probable una Tercera Guerra Mundial a raíz del actuar de otro líder de personalidad fuerte como es el caso de Kim Jong-un de Corea del Norte. En este punto, el seguimiento a su cuenta pasa a ser una adicción, pues se debe estar atento a lo siguiente que manifestará Trump”, explica nuestro sociólogo y Analista de Comunidades, Andrés Parra.

Llama la atención también que en su timeline sólo le haya dado “Me Gusta” a sólo 23 publicaciones desde que creó su cuenta en marzo de 2009, y más sorprende que de aquellos “likes”, 6 sean a menciones de su propia cuenta.

“Probablemente su cuenta de Twitter es manejada por terceros, pero puede que él también ingrese a su cuenta. Esos 6 mensajes quizás cumplen 100% con lo que él quería transmitir, puede ser hasta un guiño a quienes lo asesoran en su estrategia comunicacional o quizás son los tuits generados directamente por él, pueden existir diferentes interpretaciones”, explica Tamburini.

Un personaje al borde de la guerra en Twitter

Cada tuit generado por la cuenta de Donald Trump registra miles de retuits y su opinión se viraliza en tan sólo unos pocos minutos, generando un inmediato debate incluso a nivel mundial. Por lo mismo, su cuenta es fuente de constante monitoreo, ya sea por parte de medios de comunicación, políticos o de usuarios naturales.

Es que sus cada vez más incendiarios tuits, muchos rozando la irracionalidad, han hecho incluso pensar en el estallido de una Tercera Guerra Mundial, lo que demostró el pasado 8 de noviembre, cuando afirmó que su país se está armando para conseguir “la paz a través de la fuerza”, esto en clara alusión a la tensa situación con Corea del Norte, quien ha amenazado a EE.UU con desatar una guerra nuclear que podría ser catastrófica.

Lejos de importarle dicha situación, Trump va mucho más allá y se mantiene enérgico, desafiante, casi al punto de que se pierda el sentido de generar lazos, que es para lo que fueron concebidas las redes sociales en general.

“Inicialmente las redes fueron utilizadas en ese sentido, pero luego cada cual se fue diferenciando. Instagram es positiva, Facebook es más familiar y de amistades, mientras que Twitter pasó a la categoría de micromedio, una red utilizada principalmente por periodistas en sus inicios que luego les permitió a distintos usuarios debatir sobre temas e interactuar con políticos, empresas y personalidades”, manifiesta Andrés Parra.

“En este sentido, no es extraño ya ver a jefes de Estado tocar temas internacionales en esta red social, como una especie de breve comunicado en diplomacia digital. Estos tuits destacados permiten, además, que los medios de comunicación realicen notas sobre dichos mensajes, dando cobertura a las reacciones”.

De hecho, para la psicóloga Tamburini, la personalidad de Trump se ha transformado prácticamente en una marca, en un personaje que es por lejos más ególatra que otros líderes mundiales. “Influye también que la comunicación sea instantánea, y por eso creo que ha construido su personaje de esta forma, por el show y repercusiones que logra rápidamente, porque sobresale y acapara la atención de todos, con sus frases y acciones tan polémicas, tan de espectáculo”.

Finalmente, y para ratificar  una de las razones de por qué Trump tiene tantos seguidores en Twitter, Parra confirma que “él representa el giro cíclico de la política, desde períodos con gobiernos reformistas o liberales, que tras un tiempo son bien aprovechados por personajes como él, conservadores, nacionalistas, agresivos en su lenguaje y dispuestos a actuar con fuerza. Ese discurso cae bien en ciertos sectores que no creen en la política tradicional ni en los discursos liberales, sólo creen en su bandera. Hablamos de segmentos de la sociedad que requieren volver a sentir orgullo, y este tipo de discursos nacionalistas suelen lograr aquello”.


Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto