StarterDaily

Miércoles 20 de junio de 2018

Diseñador y museólogo chileno Santiago Aránguiz recibe premio Sir Misha Black en Londres

Diseador y muselogo chileno Santiago Arnguiz recibe premio Sir Misha Black en Londres

Por
StarterDaily
Martes 9 de abril de 2013

Santiago Aránguiz, el destacado diseñador nacional, y actualmente Decano de la Facultad de Diseño en la Universidad del Pacífico, será galardonado con el premio Sir Misha Black, importante reconocimiento a nivel mundial para los diseñadores, y que por primera vez en su historia es entregado a un profesional proveniente de Sudamérica.

Quisimos conversar con él antes de que partiera a Londres a recibir este premio para saber un poco más sobre su trabajo, su carrera y como ve la evolución del diseño en nuestro país.
Afortunadamente tenemos en nuestro país profesionales de alto nivel que han investigado el origen y desarrollo del Diseño en Chile, como Eduardo Castillo, Pedro Álvarez, Mariana Muñoz, entre otros. Ellos han publicado importantes trabajos que hablan de las diferentes tendencias del Diseño, desde la Bauhaus hasta nuestros días.

Santiago comenta que estas líneas de pensamiento tocan fundamentalmente los proyectos educativos, que no necesariamente se reflejan en los diferentes campos de trabajo de los diseñadores profesionales, como son los objetos, la comunicación visual, el vestuario, interiores y las nuevas líneas que impone la tecnología digital.

Sobre las influencias que tiene el diseño en nuestro país, Santiago comenta que producto de la globalización, estas son múltiples y por lo mismo difíciles ya de categorizar.
En sus orígenes el Diseño emergió desde las artesanías, las artes decorativas y las nuevas tecnologías. Posteriormente germina un pensamiento innovador con múltiples miradas y tendencias. En esta historia, todavía fresca, yo pertenezco a la de las primeras generaciones de diseñadores. Nuestra influencia fue la tradición de las Bellas Artes y la Escuela de Artes Aplicadas nuestra primera mirada formativa a la disciplina.

Santiago agrega que luego llegó la influencia del gran diseñador alemán Gui Bonsiepe, referente para toda Latinoamérica en el área del diseño proyectual y del diseño de información, y por quién aún el diseño nacional tiene una deuda de gratitud.
Actualmente, el diseño ha ido adquiriendo un mayor grado de conceptualización y ciencia y son muchas las propuestas en los proyectos de educación en Diseño, debemos alcanzar el reconocimiento de una trayectoria que permita una mayor participación en el desarrollo del país.

Además de diseñador, Santiago ha sido museólogo y entre sus trabajos más destacados se encuentra la creación del museo de Martín Gusinde, en Puerto Williams, así como una enorme cantidad de bibliotecas y archivos nacionales a lo largo de Chile.
Me llena de orgullo haber iniciado en Chile el Diseño Museográfico y dar comienzo a una renovación en la extensión y difusión de los organismos, trabajando multidisciplinariamente con los investigadores, conservadores de museos en las más diversas especialidades y en todo el país.

Con el apoyo de organismos Internacionales, Santiago recuerda, se logró dar cuenta de los bienes culturales depositados en todos los museos del país: el quehacer de estos organismos, el estado de su organización y actividades en su rol de custodios del patrimonio cultural del país.

De este diagnóstico surgió una gran transformación en el quehacer de los museos y en la creación de nuevas unidades destinadas a cambiar la realidad que revela esa investigación.
Como lógica consecuencia de un nuevo espíritu en la importancia de los bienes culturales y el quehacer del diseño en la materia, se inició una gran tarea para mostrar este rico acerbo. Magníficas exposiciones, publicaciones y actividades de arte, historia, literatura, ciencia, tecnología y todo el quehacer cultural permitieron el acceso a la comunidad a conocer los valores más significativos de nuestra cultura.

Para Santiago, así se abrió la confianza para recibir y montar grandes exposiciones internacionales, El Oro del Perú, de Colombia, el Arte Alemán, de los Estados Unidos, de América Latina, Japón, China. No obstante, queda la memoria de haber dado cuenta por primera vez y honrar en múltiples exposiciones, el legado de nuestros pueblos originarios como nunca antes se había hecho.
Un trabajo de 27 años que hoy se proyecta en mi trabajo en la Facultad de Diseño de la Universidad del Pacífico, primera facultad estrictamente de diseño de nuestro país, espacio de la Educación que contempla en su proyecto educativo la dimensión de la cultura como factor determinante en la formación de sus estudiantes.

Sobre el reconocimiento Sir Misha Black, importante premio internacional para diseñadores que por primera vez recibirá un Sudamericano y el segundo Latinoamericano, Santiago se asume orgulloso.
Es difícil sustraerse del orgullo de recibir el que posiblemente sea el reconocimiento más importante en el ámbito del diseño, pero curiosamente mi sentimiento es de gratitud, de gratitud sincera y humilde. Es interesante observar la búsqueda que realiza el Royal College of Art de Londres en todo el mundo, mis antecedentes hablan de una dedicación de muchos años al Diseño y la Cultura, un amor profundo por mi país y su cultura.

Santiago asegura que el que Londres vuelva su mirada al país del confín del mundo, tan poco conocido como Chile en esta área de la creación, lo llena de satisfacción especialmente por el Diseño, la Educación y los jóvenes de su país.

A la hora de aconsejar a los jóvenes profesionales del área del diseño, Santiago asegura que los milagros se producen con mucho esfuerzo y trabajo constante.
El pensamiento positivo, el optimismo, la confianza, el amor por lo que haces son fundamentales para tu quehacer, y en ese sentido los títulos profesionales no son suficientes para asegurar tu éxito. Todo se debe conjugar en el desarrollo de una formación cultural amplia, en la apropiación de una visión de país que se sueña. Amar el diseño es amar la vida, y el espíritu de curiosidad que eso conlleva. La creación, sin amor, sin curiosidad y sin trabajo, es un acto fallido.

Por lo mismo, Santiago hace un llamado a entender que las exigencias del medio que mantienen a los jóvenes profesionales permanentemente estudiando y con la idea de que siempre se debe competir, no debe asumirse necesariamente como la exigencia de un mercado feroz y competitivo, sino como la búsqueda de tu propia realización profesional y espiritual. Así se entiende que el éxito no se mide por lo prolífero que seas, sino por el amor que pones en lo que haces y por el prestigio (y no la fama) que alcanzas.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto