StarterDaily

Miércoles 12 de diciembre de 2018

Deconstrucción de lo establecido en tiempos de feminismo

Deconstruccin de lo establecido en tiempos de feminismo

Por
Cardumen
Viernes 23 de noviembre de 2018

 

17.242 embarazos adolescentes registrados el año pasado, menos de la mitad de la que se registró el 2012, o un aumento del 96% del virus de VIH en Chile, instala a la sexualidad (y  los aspectos que la construyen) en la palestra como un tema de análisis para quienes trabajamos en marketing y comunicaciones que no podemos obviar.  Algo está pasando, así lo indican las cifras y un movimiento transversal que engloba conceptos como feminismo, libertad y expresión, lo que nos obliga a tener mayor atención.  

Campañas como Project Body Hair by Billie, son sólo un reflejo de cómo algunos actores de la industria están leyendo su entorno, un desafío significativo en la manera que tenemos de construir mensajes de comunicación a la que ninguna categoría está ajena. Por esta razón, marcas que entiendan su entorno como Billie o como lo fue en su momento Dove, serán claves.

Nos encontramos en un punto de inflexión social, donde todas las industrias están siendo sometidas a evaluación por parte de sus receptores, ya sea por una hipersensibilización del tema o por acabado conocimiento, las exigencias son y serán mayores, no solo para categoría beauty, healthy o women, sino que indistintamente a todas por igual. El feminismo llegó para quedarse y en esta ocasión, debido al contexto de nuestro país, la sexualidad es una temática que está concentrando alta atención y el manejo de  mensajes será crucial.

Más allá de la sexualidad en particular ¿Cómo enfrentarnos a este cambio?

Estando conscientes. Mantenernos escuchado y cuestionándonos sobre qué decir y cómo hacerlo es vital. Ingenuo sería pensar que todas las marcas deban migrar a “ser feministas” ¿Pueden serlo realmente? Ver al feminismo como una tendencia de consumo y sumarnos sin más, es irresponsable. Distinto sería si se logra reconocer que existe esta nueva realidad y decidir no ser parte, pero respetarla.

Para ello, debemos entender en qué realidad se encuentra inserta nuestra marca y desde esta base construirla o re-construirla bajos las nuevas aristas. Olvidémonos de buscar el “significado de la belleza” porque no lo vamos a encontrar, de apuntar a las inseguridades de un género apelando a que “la talla no importa” o del “be free”.  Hoy, la tarea es más difícil y nos obliga a ir un paso más allá. Atrevámonos a cruzar la vereda y disfrutar de este momento de deconstrucción no sólo social, sino que también comunicacional.


Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto