StarterDaily

Viernes 21 de septiembre de 2018

Cuatro cuestiones clave para entender las preocupaciones de Uber

Cuatro cuestiones clave para entender las preocupaciones de Uber
A principios de este año, cuando se supo la noticia de que Google estaba probando internamente un servicio propio para compartir trayectos, algunos ejecutivos del ámbito tecnológico bromearon con que Uber tenía poco que temer; que algún día sería capaz de comprar a Google directamente.

El rápido crecimiento de Uber es difícil de entender. Cinco años después del lanzamiento de su aplicación para taxis, Uber ha entrado en más de 300 ciudades en unos 60 países, estimulando la creación de imitadores y aplicaciones para otros tipos de servicios a la carta en casi todos los lugares donde va.

Se cree que Uber se convertirá en la primera compañía de tres mil millones de dólares. Se podrían generar alrededor de $1.5 mil millones en ingresos netos de este año, si es que las finanzas filtradas de años anteriores son reales.

Si bien el los argumentos a favor del caso Uber siempre han sido claros, también lo han hecho los factores de riesgo, como lo demostraron las violentas protestas anti-Uber de la semana pasada en Francia.

La mejor manera de juzgar a esos riesgos es centrarse en cuatro cuestiones claves con las que el CEO, Travis Kalanick ya está lidiando.

1. ¿Puede Uber mantener la lealtad de sus conductores?


Los conductores han acudido a Uber como una manera de hacer dinero con sus autos, y es fácil para ellos entrar y salir de Uber cuando lo deseen.

Pero este revuelo de los conductores siempre será un gran reto; la mayoría de los conductores no dura más de unos pocos meses antes de abandonar por completo el sistema. Como Uber reduce los subsidios para los conductores en nuevos mercados, se quedarán en la compañía mientras pasen de hacer una cierta cantidad de dinero por viaje a un modelo con una cierta cantidad de dinero por hora, especialmente con la expansión de UberPool. Y si Uber solidifica su dominio sobre un mercado en particular, los salarios van a tender a caer aún más.

En muchos mercados, los conductores han mostrado su voluntad de cambiar entre diferentes servicios on-demand, incluyendo aquellos que emplean a contratistas para retiro y entrega de paquetes, dependiendo de aquellos que puedan pagarles más dinero en el momento dado. Es por esto que Uber tendrá que encontrar nuevas maneras de incentivar y premiar a sus mejores pilotos.

En medio de la rotación de pilotos es de esperar que Uber también tendrá que enfrentarse a los problemas relacionados con la seguridad, otra área que adversarios pueden atacar a la primera señal de debilidad. El año pasado, después de que un conductor de Uber presuntamente violó a un pasajero en Nueva Delhi, los funcionarios de transporte detuvieron las operaciones de la empresa durante un mes. Si bien este tipo de incidentes son poco comunes, los funcionarios del gobierno en otras partes han expresado su preocupación por los conductores alegando que no son lo suficientemente profesionales, lo que también podría dar lugar a accidentes. "Uber tendrá que gastar más dinero para investigar y realizar un seguimiento del comportamiento de los conductores en las zonas donde se está expandiendo agresivamente, o correr el riesgo de enfrentar una nueva resistencia", dice Jonathan Matus, fundador de ZenDrive, una firma de análisis que ayuda a las empresas a controlar flotas de conductores.

Otra cuestión que podría afectar en los márgenes del beneficio: el dilema en curso en los EE.UU. sobre si los conductores de Uber deben ser compensados ??como empleados en lugar de en la forma en que se les paga ahora, como contratistas. Otros países han complicado más la legislación laboral.

2. ¿Puede Uber vencer a los locales, sobre todo en China?


Uber es el rey en EE.UU. Pero ese no es el caso en China, India, Brasil y otros países. Eso es preocupante porque los vehículos independientes podrían muy bien ser un absoluto ganador en cada mercado y como el líder, acumular el mayor suministro de conductores y vencer a los tiempos de recogida de sus competidores. Ser propietario de un mercado también puede ser necesario para alcanzar el suficiente poder de fijación de precios sobre los pilotos y los controladores.

Mientras Uber tiene más dinero para jugar que sus rivales locales, esto no quiere decir que garantizará un mejor conocimiento en la manera de atender a los propios lugareños. En algunas ciudades, como São Paulo, Uber no se diferencia mucho de sus rivales, lo que permite a los clientes cambiar de Uber a otros medios de transporte a la primera señal de fijación de un mejor precio o cuando el servicio no es lo suficientemente rápido.

Kalanick ha hablado del progreso de la compañía en China, donde se dice que está "supervisando personalmente el progreso día a día". Él dice que China podría ser un mercado más importante que los EE.UU. y se aseguró de que UberChina consiguiera una importante inversión de parte de inversionistas locales. Pero hay una realidad importante que se debe reconocer: todavía tiene que haber un líder del mercado para el consumidor de China que procede de Occidente.

Y si los líderes chinos deciden que los servicios "ride-hailing" deben ser ganados por las empresas locales –que ya están haciendo avances significativos– no hay mucho que Uber pueda hacer.

Un veterano de Internet en China dice de Uber: "Es la empresa western más arrogante que he visto en China, y se encuentran en el sector más fuertemente regulado y competitivo" al igual que lo eran Google y otras empresas más, por lo que tiene pocas posibilidades en el largo plazo. Dicho esto, los empresarios de Internet chinos insisten en que las compañías de Internet estadounidenses fracasan continuamente en China, principalmente porque no pueden adaptar adecuadamente sus servicios a las preferencias cambiantes de los lugareños.

En las regiones del mundo donde la corrupción impregna los gobiernos federales y locales, los rivales de Uber podrían ser expertos a la hora de sortear tales obstáculos. Las compañías de Internet tradicionales que operan en el mundo virtual no suelen tener este tipo de cargas tan pesadas.

3. ¿Las compañías "robo-taxi" se llevarán el mercado?


Los autos con auto-conducción serán, algún día, quienes cambiarán el modelo de este negocio. Incluso el Kalanick reconoció que los conductores humanos son temporales. El joven CEO, está paranoico sobre la idea de que Google y otras empresas estén trabajando en desarrollar la tecnología del automóvil con auto-conducción, ya que se podría comer a Uber por completo.

Él cree que la mejor manera en la que Uber puede controlar su propio destino es desarrollando su propia tecnología de auto-conducción. Por suerte, ya se está viendo que es cada vez más probable que vayan a haber varios ganadores en el mercado de la auto-conducción. Y el nuevo equipo de auto-conducción de Uber no está tan mal tampoco .

4. ¿El estar a bordo de plataformas móviles de otras compañías se convertirá en un problema?


Uber ha estado tomando medidas para dejar de depender de Google como proveedor de mapeo ya que Google es visto como un rival en su uso de Google Maps, lo que puede impedir el desarrollo de otros productos debido a las restricciones técnicas de Google sobre sus partners.

Pero confiar en el sistema operativo móvil de Google Android (y iOS de Apple) para llegar a los pilotos será una preocupación a largo plazo, al igual que lo es para muchos otros grandes desarrolladores de aplicaciones. Google y Apple están trabajando constantemente en nuevas formas para que las personas puedan acceder a servicios en sus teléfonos y empujando a la gente a hacerlo desde un solo lugar en el teléfono en lugar de que tengan que buscar y abrir una aplicación tras otra para cada tarea que quieran hacer.

Quizás uno de los propietarios de estas plataformas tratarán de llegar a una forma para que los clientes puedan encontrar el viaje más barato buscando entre todas las posibles aplicaciones de “ride-hailing” al mismo tiempo, pero en una sola aplicación.

Los fabricantes de hardware también pueden sumarse a esto. En China, el fabricante de teléfonos inteligentes Xiaomi, por ejemplo, está entrenando a sus usuarios a hacer click en un centro especial controlado por Xiaomi con el fin de hacer de todo, desde la compra de tickets de tren hasta paseos en taxi. Quizás Xiaomi elegirá no trabajar con Uber.

La experiencia de Google podría ser instructiva. Durante años, sus ejecutivos temían que Microsoft, dueño del navegador web Internet Explorer, tomara medidas para hacer más difícil a las personas acceder a la página web de Google. Es por eso que Google pagó generosamente a los fabricantes de computadores para instalar la barra Google dentro de Internet Explorer antes de que esos equipos sean enviados a los clientes.

Google finalmente lanzó su propio navegador web, Chrome, para solidificar aún más su posición. Pero en ese momento, en 2008, una cuarta parte de todos los usuarios de Internet ya estaban usando la barra de herramientas.

Con el fin de controlar su propio destino, Uber tendrá que hacer grandes apuestas en software, hardware o asociaciones con el fin de garantizar que ningún tercero se interponga entre sus pilotos.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto