StarterDaily

Domingo 24 de junio de 2018

Como todos los días, como siempre

Como todos los das, como siempre
Los contenidos serán cada vez más segmentados y teledirigidos directamente al hipotálamo de un consumidor amo y señor de su propia cartelera. Su bastón de mando: Su propio dedo. Con esa ínfima extremidad moverá al mundo entero con simplemente apoyarlo sobre una pantallita táctil… La TV local se extinguirá a la merced de cien mil nuevos canales esparcidos por plataformas personalizadas y estaremos tan globalizados que nadie le interesará ver realmente algo local si no es un Trending Topic.

Mmmm... no creo.

Creo que la TV seguirá siendo en esencia la misma.

Creo que siempre vamos a sentir la necesidad de vernos representados.

Creo que los contenidos si van a ser personalizados, pero la portada de La Cuarta se seguirá vendiendo y no sólo los viernes.

Creo que entre miles de tweets miraremos de reojo lo que pasó en la esquina del barrio.

Creo que mientras más nos segmentamos en miles de partículas, seguirá ganando la necesidad de sentirnos parte de la barra cantando en el estadio.

Creo que las redes sociales son más sociales que redes.

Así como el Cable amenazó a la TV abierta o Netflix amenaza al cine, estamos frente a otra evolución, no a otra revolución. La R hace mucha diferencia, ya que no cambiará la esencia de lo que nos hace ser nosotros: Somos y seguiremos siendo seres sociales más que quedar atrapados en las redes.

Seguiremos dependiendo de que nos determine nuestro prójimo. Puedes ser una máquina infalible para no depender de nadie, pero seguirás necesitando que alguien te lo diga. Si no, no existes. Por eso los Mapuches reconocen el valor del otro como una ley. Porque el otro nos determina. Ese otro nos obliga a tener que volver siempre al núcleo familiar, llamando familia a todo lo que nos dice quiénes somos, cómo somos y qué proyectamos.

Dicen que todos los documentos de nuestra identidad estarán resumidos en nuestro teléfono que reconocerá nuestro ADN. Creo que estamos como un niño de guata en su pieza conectado de pies a cabeza con miles de juguetes nuevos, pero siempre con la convicción de que en algún momento, la mamá nos va a llamar a almorzar y estaremos sentados en la mesa familiar. Como todos los días, como siempre.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto