StarterDaily

Martes 20 de noviembre de 2018

Cómo lo digital está perdiendo valor

"El negocio digital en Chile crece a pasos agigantados" escucho en los seminarios de la IAB. Sólo en el 2010 la inversión en medios digitales alcanzó los 37 millones de dólares y se espera que el 2011, la participación en el mix sea cercano al 5%. Este es el escenario que ya se viene desarrollando hace varios años y que responde a diversos factores culturales y económicos que han dado pie para que nazcan "agencias digitales" de la mano de diseñadores, informáticos, periodistas y por supuesto, publicistas.

Un poco de Historia

Recordemos aquellos años cuando Internet comenzó a pegar fuerte en Chile. La empresas que disponían de recursos comenzaron a entender que podían basar gran parte de su proceso de venta, fidelización o recaudación a través de "portales web". Por ese entonces, los diseñadores, que hasta ese momento estudiaban para diseñar impresos, aprendieron de interfaces gráficas, que se define como todo lo visual que nos conecta con una máquina. Luego que los diseñadores comenzaran a diseñar más y mejores sitios web, empresas de todos los tamaños necesitaban contar con su presencia en Internet, aumentando la demanda por las mismas. Causando que personas sin los conocimientos adecuados ofertaran los más terribles precios, y provocando un desplome en la calidad del producto y por ende en los "precios de mercado". Haciendo que los diseñadores cobraran cada vez menos, que las empresas perdieran la percepción del valor y transformando a lo "web" en un commodity. Algo parecido pasó a los Publicistas. Desde los años 60' y las grandes corporaciones publicitarias en Madison Avenue que eran capaces de cobrar mucho dinero por un producto de calidad, llegamos hasta nuestros días en que las empresas y sus marcas cada vez pagan "menos" por el producto creativo que se supone es el gran motor de nuestra economía de consumo que sigue creciendo. La baja en la percepción del "valor", se traduce en bajos salarios, equipos creativos conformados por ejecutivos, redactores y arte, casi siempre en práctica.

Tradicional v/s Digital

El joven y proliferante negocio digital actual tuvo la oportunidad de aprender de estos errores. Luego de la crisis .COM en el 2001 es que gran parte de lo "online" comenzó a ser una herramienta de marketing para vender productos y servicios. Nació un nuevo tipo de profesional y de agencia digital, mucho más preparado en negocios y marketing que fue capaz de llegar a las marcas y decirles qué y cómo debían hacer las cosas, devolviendo la confianza y la percepción de "valor" que las gerencias habían perdido y conformando un nuevo frente de ataque hacia las agencias de Publicidad, haciéndolas perder clientes y dinero. A 10 años de esa expansión, el negocio digital se ha diversificado tanto, que empresas e individuos y que no tenían nada que ver con el marketing ni tradicional ni digital, adoptaron a éste como modelo de negocios. Para contrarrestar las agencias de publicidad tradicional comenzaron a contratar evangelizadores que tuvieron que enseñarles cómo y qué hacer digitalmente, y conformar equipos creativos digitales de bajo costo para recuperar a los clientes y el dinero perdido. No puedo dejar de pensar que esto nos está llevando irremediablemente a pasar por una nueva crisis donde las marcas pierden nuevamente la percepción del "valor" por nuestro trabajo. Haciendo que las agencias digitales adopten las malas prácticas de las agencias tradicionales, llenándose de Planners, Community Managers, Arquitectos de Información, Diseñadores de Interfaces y Programadores "en Práctica", que al fin y al cabo van a ser responsables de la calidad de producto, ese que intenta ganar el 5% de la torta publicitaria en Chile.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto