StarterDaily

Viernes 25 de mayo de 2018

Co-working, una Experiencia Global, Interactiva y Flexible

Co-working, una Experiencia Global, Interactiva y Flexible
Por Yerka Yukich @yerkay y Mario Boada @mboada de Consultores Online

Una tendencia que adquiere fuerza y alcance internacional, y Chile no es la excepción, es la venta cada vez más frecuente de enormes y modernos edificios corporativos que representan el poder y la imagen de empresas y consorcios con sello “transnacional”.

En más de un caso, como en la industria editorial y de los diarios tradicionales, la propiedad inmobiliaria tiene más valor que el negocio mismo de la empresa.

La actual ocupación de carísimos metros cuadrados para instalar oficinas y escritorios personalizados, cuya superficie tiene directa relación con el rango jerárquico, está en vías de transformación. Los llamados edificios inteligentes podrán tener ascensores programados y control de temperatura e iluminación, pero no siempre logran la misma inteligencia en la instalación e interacción de sus ocupantes, para que el recurso humano, el talento, logre su máximo potencial a través de la colaboración.

Para escribir esta columna nos instalamos en un espacio de trabajo compartido, co-working, en la comuna de Providencia,  con el propósito de vivir la experiencia presencial y funcional.

Por supuesto el primer impacto visual es la densidad en la relación escritorios y usuarios trabajando. Hay también una flexibilidad en el acceso a tecnología y una sensación de solidaridad laboral que se nutre de saludos y contactos informales que pueden cruzar la línea de la cordialidad y avanzar rápidamente al descubrimiento de ideas afines para nuevos negocios.

En esta experiencia que relatamos, además se agregó un factor de coincidencia porque entre los presentes había cerca de treinta emprendedores, con edades entre 19 y 57 años, que están participando en un programa colaborativo  de aprendizaje y entrenamiento empresarial, provenientes de Argentina, Italia, Rusia, Estados Unidos, Perú, Francia, y Brasil, entre otros países.

La tendencia a la ocupación compartida de espacios de trabajo se refleja en la cantidad de nuevas ofertas que se conocen en el país y que empiezan a difundirse como opciones atractivas para emprendedores y también para empresas pequeñas, medianas y grandes, como alternativas complementarias.

El tradicional trabajador de oficina, con horario más o menos rígido y con anclaje a una superficie física, da paso ahora a un “net-worker”, que distribuye su tiempo y sus funciones en un entorno cada vez más virtual y que requieren un necesario ajuste de modos y procesos de trabajo en red.

El boom de ventas de dispositivos móviles como smartphones y tablets y el uso cada vez más masificado de aplicaciones y programas que facilitan la movilidad y la interacción online, aceleran este proceso de conectividad ubicua y permanente.

¿Cuánto tiempo más puede mantenerse la costumbre de horarios laborales tan estructurados y de instalaciones para trabajar, tan propias de la era industrial?

El co-working es solamente una de las tendencias que dan forma a la  nueva cultura digital que seguramente impactará en indicadores de productividad, en los próximos años, si se cumplen algunas condiciones relacionadas con el uso integrado y optimizado de las herramientas tecnológicas en los nuevos procesos de trabajo en red.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto