StarterDaily

Lunes 24 de septiembre de 2018

Cinco formas de hacer seguimiento sin ser molesto

Cinco formas de hacer seguimiento sin ser molesto

Por
Catalina Larrondo G.
Jueves 10 de abril de 2014

Cuando uno se encuentra buscando trabajo y no recibe respuesta tras la entrevista laboral, surge el deseo que enviar un correo o buscar alguna forma de saber sobre los resultados. Muchos no se atreven a llamar y/o enviar un correo por temor a ser molestos. Y ese temor es comprensible. Si se trata de un contacto profesional, nadie quiere ser molesto y menos aún si es el trabajo para el que esperas te llamen o la reunión que esperas concretar.

El problema es que en promedio, las personas reciben unos cientos de correos electrónicos a diario. Eso hace bastante difícil el hecho de que respondan cada uno, y naturalmente más de algún correo queda al final de la lista (o sin responder). Si no recibes respuesta inmediata, no supongas inmediatamente que la persona te está ignorando – quizás simplemente está ocupada.

Entonces, ¿debes mantenerte en contacto y volver a escribir? Claro que sí. ¿Cuántas veces? Las que sea necesario pero de la forma correcta.

Acá te dejamos algunos tips de cómo hacer seguimiento y obtener la respuesta que esperas:

Regla #1. Sé excesivamente educado y humilde. Parece ser algo obvio, pero muchas personas lo toman como algo personal cuando no les responden inmediatamente. Resiste la tentación de enojarte o molestarte, y nunca te desahogues en un correo electrónico con frases como, “Aún no responde” o “Usted ignoró mi correo anterior.” Sólo mantén un tono educado a través de todos los correos. El demostrar amabilidad y comprensión de que la persona está ocupada es una buena forma de mantenerlo interesado (o al menos que no se enoje).

Regla # 2: Ser persistente no significa escribir todos los días. Enviar un correo a diario no es demostrar pasión, es demostrar poco respecto hacia el tiempo de una persona. La regla general es esperar al menos una semana antes de volver a contactar a la persona. Si lo haces antes, pensarán que eres demasiado insistente, si dejas que pase mucho tiempo, arriesgas el que la otra persona ni te recuerde. Es buena idea empezar con un correo electrónico semanal.

Regla #3: Pregunta directamente si debieses dejar de mantener el contacto y escribir. Si ya le has escrito a la persona un par de veces y aún no responde, vale la pena preguntar directamente si debes dejar de molestar. Después de todo, tú tampoco quieres perder tu tiempo. La mayoría de las personas respetan la honestidad y tampoco quieren hacerte perder tiempo.

Regla # 4: Destácate en el buen sentido. Si sabes hacerlo apropiadamente, algo de creatividad en tu seguimiento puede llevarte lejos. Si estás haciendo seguimiento por un trabajo, intenta demostrar al encargado que tienes algo que le interesa a la empresa.

Regla #5: Cámbialo. Si no estás generando conexión con alguien, cambia tu método. En otras palabras, no envíes el mismo correo electrónico todos los días o todas las semanas. A veces el conseguir que alguien te responda sólo tiene que ver con escribirle en el momento adecuado. Si escribes en las mañanas, intenta hacerlo en las tardes.

Y recuerda: Si alguien te pide que dejes de hacer seguimiento y/o mantener contacto, deja de hacerlo. Pero hasta que escuches (o leas) ese mensaje, sigue insistiendo.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto