StarterDaily

Viernes 17 de agosto de 2018

Cinco errores que debes evitar cometer cuando debas buscar inversionistas

Cinco errores que debes evitar cometer cuando debas buscar inversionistas
La etapa inicial de la creación de un negocio puede llegar a ser muy tediosa, en particular cuando se trata de buscar inversionistas. A menudo las start-ups deben pasar por esto: se acercan a un inversionista o le hacen llegar su plan de negocios y no obtienen respuesta alguna.

Considerando que los inversionistas de venture capital a menudo reciben millones de planes de negocios, no debería sorprendernos el que no inviertan en todas. Pero es un hecho que muchos emprendedores jamás reciben respuesta a sus presentaciones.

Y sí, en parte es culpa del inversionista pero también hay una parte que es responsabilidad de los emprendedores y son los errores que cometen.

Acá te dejamos los cinco principales errores que todo emprendedor debería evitar:

1. Tu start-up no se ajusta a los criterios del inversionista. Si el sitio web de venture capital al que vas a presentar tu plan de negocios dice que invierte en start-ups de internet, mobile y salud, es algo obvio que no invertirá en una aplicación de fotografías.

Es fundamental que investigues a fondo el sitio y el portafolio de la empresa de venture capital para averiguar qué tipo de inversiones está buscando. Algunas personas piensan que si el fondo ya ha invertido en una start-up de la misma área que la tuya, no deberías molestarte en solicitar una reunión. Pese a que es verdad que las posibilidades son más escasas si ya han invertido en la misma área antes, de todos modos deberías intentar conseguir una reunión porque podrías obtener acceso a una gran cantidad de información sobre el mercado.

2. Contactas de manera impersonal a los potenciales inversionistas. Esto quizás suene difícil de evitar pero no es buena idea enviar tu pitch sin un previo aviso, especialmente si es a direcciones de correo electrónico genéricas como info@abc.com. Y enviar un correo físico tampoco será de ayuda.

Busca la forma de presentarte o que alguien te presente a cualquier miembro del equipo de inversiones antes de enviar el pitch - mientras más alto sea el cargo, mejor. Saca provecho de tu red de contactos; investiga en tu LinkedIn. Si no encuentras nada, asiste a una conferencia en la que estos inversionistas hablen o participen. En promedio, suelen asistir a al menos una conferencia por mes.

3. Tu correo electrónico introductorio no contiene información relevante. Son muchas las start-ups que aún no son capaces de presentar un resumen ejecutivo claro dentro de su e-mail de presentación. Y considera que muchos inversionistas tienen pautas sobre lo que quieren saber. Además el correo electrónico que le sigue es igual de importante - hazlo breve y asegúrate de que incluya:

  • De dónde te conoce el inversionista

  • Qué hace tu compañía - en una frase.

  • Lo que solicitas

  • Algo que despierte el interés del inversionista: el objetivo de la empresa, los inversionistas comprometidos, incluso algo fuera de lo común (por ejemplo: algún interés que tengan en común)


4. Contratar un asesor. Esto es algo que no deben hacer las start-ups menores al nivel Serie B. Si tú, tu equipo y los inversionistas existentes no son capaces de conseguir una inversión sin un asesor, probablemente el asesor no será de gran ayuda.

Seguramente es verdad que el asesor tiene miles de conexiones, pero en general a los inversionistas no les gusta recibir presentaciones de asesores, por lo que la calidad de la introducción es baja.

Si el asesor te ayuda con la creación del modelo de financiamiento, mientras tú tengas claridad sobre tu mercado, podrás crear un modelo básico con cifras importantes sin ayuda externa. Finalmente si al inversionista la gustas tú y tu empresa, él te ayudará a preparar un modelo más en profundidad, que luego puedes usar como presupuesto. Además a los inversionistas no les gustan los asesores porque, en sus mentes, ellos no le agregan valor a la empresa pero aún así se les paga.

5. Tu start-up no tiene sentido. Ninguno de estos tips te servirá de algo si tu start-up no tiene sentido. Piensa en esto: ¿Resuelve un problema real? ¿Lo resuelve 10 veces mejor que otras soluciones actuales? ¿Tienes el equipo adecuado para llevar tu proyecto a cabo?

Si no tienes la respuesta a estas preguntas, ni siquiera las mejores conexiones e inversionistas te ayudarán. Haz tu tarea y prueba el mercado, obtén feedback valioso antes de intentar recaudar fondos.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto