StarterDaily

Miércoles 17 de octubre de 2018

Cinco consejos de cómo lograr un aumento de sueldo

Cinco consejos de cmo lograr un aumento de sueldo

Por
Catalina Larrondo G.
Miércoles 5 de febrero de 2014

Generalmente los trabajadores no se atreven a pedir aumentos de sueldo, en ocasiones incluso cuando creen que los merecen. La gran mayoría no se atreven porque no se sienten cómodos siendo ellos quienes hablen sobre el buen trabajo que hacen. Muchos empleados incluso se sienten extraños al pedir más dinero, especialmente cuando la economía de la empresa es incierta.

Pero existen formas de abordar el tema de forma profesional:

1. Supera tu timidez. Si te causa indecisión o vergüenza promocionarte, es porque eres algo (o muy) tímido. Pero recuerda que eres un líder de negocios. En este punto de tu carrera, es poco probable que alguien te pague lo que vales si no lo pides. Por eso es bueno que te preguntes qué te causa la timidez y luego la superes. Negociar tu compensación es parte de ser un profesional y no debiese sorprender a tu empleador si es que valora tu trabajo.

2. Demuestra cuánto vales. Es fácil saber en tu mente cuánto vales para la empresa pero lo difícil es transmitir ese valor a tu jefe. Este es un ejercicio que se debiese hacer a menudo ya que también ayuda a estar preparado en caso de un cambio de circunstancias. Piensa en ti mismo como una empresa que provee un servicio a la organización en que trabajas.

Pregúntate cosas como:

-  ¿Qué servicio proporcionas?
-  ¿A quiénes? (por ejemplo: clientes, clientes internos, empleados, etc.)
-  ¿Cómo se diferencia tu servicio del de otro?
-  ¿Qué es lo que aún debes realizar para ellos?

3. Prepárate para negociar. Recuerda que eres un líder de negocios. Presenta tu caso con claridad y se hará más difícil para tu jefe el decir que no. Asegúrate de estar preparado, y si sientes que no lo estás vuelve a explorar el paso dos.

4. Mantén tus opciones abiertas. En ninguna parte dice que no puedes dejar tu trabajo si las cosas no salen bien o si se presenta una mejor oportunidad. El estar atento a nuevas oportunidades te sitúa mentalmente en una mejor posición para negociar – no sólo eres más consciente del valor de tu trabajo sino que además el saber que hay algo disponible en otro lugar te da cierta ventaja para negociar con tu empleador.

5. Ten la conversación. Respira profundo y ten en mente que esta conversación sólo será difícil si tú la haces difícil. Piensa que esta es una negociación entre una empresa (tú) y su cliente (tu jefe). Cuando piensas en esta conversación como una negociación, en algunos aspectos nivelas el poder que ambos tienen.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto