StarterDaily

Domingo 27 de mayo de 2018

7 Pecados Mortales que No Debe Cometer un Aspirante a Director de Arte

7 Pecados Mortales que No Debe Cometer un Aspirante a Director de Arte
Pensando en el bien común, permitámonos remecer las conciencias publicitarias de aquellos que recién despuntan en la industria con entusiasmo y razonable ilusión, hablando con honestidad acerca de aquella valiosa credencial que nos distingue de entre la multitud y de la forma en que nos planteamos ante una primera oportunidad laboral. Hablemos sobre portafolios, postulaciones y otras hierbas.

A todo director creativo le ha tocado más de alguna vez reclutar nuevos talentos para formar parte de su equipo creativo. Con esmero se perfilan desde las cualidades que debiese poseer el personaje en cuestión, la proyección que se ofertará, las competencias que se requieren, hasta el complejo asunto de fijar pisos y techos salariales.

En ocasiones con un ánimo constructivo se despojan los prejuicios, abriendo la posibilidad de dar una oportunidad al aprendizaje y con una cuota de suerte rescatar a esa mente despejada, moldeable y receptiva de entre una muchedumbre de postulantes.

Tras el no menor esfuerzo anteriormente graficado y considerando que esta tarea a veces tiene mucho de intuición y criterio formado más que de certezas o procedimientos técnicos adquiridos, colisionamos con un desafío aún más complejo, que desde la perspectiva optimista podría ser considerado como una anécdota, pero que desdichadamente puede llegar a transformarse en dolor de cabeza: Dar con el paradero de nuestro profesional idóneo.

Pues bien, ahora con espíritu altruista (y en beneficio de evitarnos jaquecas gratuitas) bosquejamos los 7 pecados mortales que no debiese cometer un aspirante al momento de postular su flamante carpeta:

1) No leer el aviso


Aunque parezca obvio, hacemos un llamado a aplicar comprensión lectora y entender que si el aviso reza: “3 años de experiencia”, se refiere a no menos de 36 meses trabajando en publicidad (claramente descontando las vacaciones).

2) Enviar 2 postulaciones o más al mismo aviso


La cantidad no aumenta de ninguna forma las posibilidades. Si se reciben 20 veces el mismo portafolio y éste no califica, las 20 veces pasará a la papelera.

3) Reenviar correos con postulaciones para diferentes agencias sin cambiar el titular del mensaje.


Bajo ningún punto de vista haga un correo tipo para postular, ya que corre el riesgo de equivocarse hasta en el nombre de la persona a la que dirige su solicitud (no todos los DC se llaman “Estimado Pedro”). Con este error demuestra su falta de dedicación y poca habilidad con las RRPP.

4) Abandone el discurso retórico


No es necesario un correo de 38 líneas contando su filosofía de vida, experiencias personales, habilidades y hobbies. A un DC no le interesa mayormente que usted juege Playstation, practique snowboard o haya sido patrulla en los boy scout. Se necesita algo más simple y concreto: un ser humano con criterio estético y capacidad para conceptualizar creativamente.

5) Jamás envíe un blog personal como portafolio


Un mínimo de rigurosidad requerida es contar con un portafolio limpio, diseñado exclusivamente para dicho efecto, con un fondo plano,  ordenado y pulcro.

Enviar un Flickr o foto blog donde no existe un orden lógico, carga lentamente y para colmo vemos sus fotos cumpleañeras u otras piezas que no se relacionan con el cargo al cual postula, es la forma perfecta para auto-eliminarse.

6) Revise su ortografía


No puede existir algo más “mata pasiones” que recibir una postulación con faltas ortográficas. Ahora si a esto le agregamos problemas de sintaxis y un poquito de redundancia, definitivamente queda descalificado.

Aunque el cargo implique primordialmente habilidades de conceptualización visual no podemos descuidar algo tan básico como la expresión oral y escrita, más aún considerando la abundancia de tecnología para la corrección de texto.

7) En cuanto a portafolio: menos es más


En esta industria el tiempo es oro, por esto se agradece recibir un portafolio relativo al cargo y características descritas, sintético y claro. Si se busca un director de arte con foco en publicidad masiva de grandes marcas es recomendable abstenerse de incluir packaging, decoración de interiores o editorial. Pero más importante aún es depurar la carpeta incluyendo ojalá lo mejor de lo mejor, dejando de lado las gráficas “regalonas” que no sumen valor e incluyendo aquellos truchos que contribuyen a visualizar su expertise. Es preferible ver las 8 mejores gráficas que 47 relativamente rescatables.

Bonus track: Jamás cite frases célebres


Si en algún momento de cavilación llegase a concebir una frase inspiradora, provocativa, con insight o sugerente que logre establecer una reflexión interesante relativa a publicidad, inclúyala sutilmente al final de su carpeta. De lo contrario JAMÁS cite frases célebres de grandes personajes de la historia, ya que esto puede gatillar que desconfíen de su autonomía intelectual o de su capacidad congénita de introspección.

Como reflexión final la invitación es a ser rigurosos desde un principio con nuestro propio trabajo. Saber promocionar nuestras destrezas es una buena práctica, de carácter fundamental para un profesional de la publicidad que tendrá que dedicar gran parte de su tiempo a buscar formas innovadoras de comunicar los atributos de nuestros clientes.

Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto