StarterDaily

Sábado 15 de diciembre de 2018

10:10 y la apuesta por ser una agencia diferente

10:10 y la apuesta por ser una agencia diferente

Carlos Müller y Patricio Del Sante son los publicistas detrás 10:10, una agencia independiente iniciada hace ya casi 3 años, con la inspiración por la creatividad, la rebeldía y la independencia. Es más, para ambos profesionales 10:10 no es agencia, porque “una agencia tiene clientes y nosotros no tenemos”, relata Carlos para esta entrevista.

Carlos Müller y Patricio Del Sante se conocieron en tiempos de estudiantes en la Universidad del Pacífico. Y si bien nunca fueron dupla ni tampoco compañeros, el camino posterior lo han desarrollado juntos y prácticamente en el extranjero. Una trayectoria exitosa al alero de las agencias de publicidad más destacadas de Argentina, como son Del Campo Nazca Saatchi & Saatchi,  BBDO Argentina y Madre, donde alcanzaron importantes reconocimientos en festivales como Cannes en Francia. 

Gran renombre tuvo por ejemplo la campaña “Teletransporter”  para cerveza Andes, con la que consiguieron  rugir en Cannes con 8 leones y el Grand Prix de Outdoor, además de alcanzar el reconocimiento como mejores creativos del 2010 en Argentina por el Círculo de Creativos de ese país.

Así y todo, con distinciones a cuestas y siendo jóvenes de menos de 30 años  triunfando en el apetecido medio publicitario argentino, decidieron enfocarse a proyectos personales como es 10:10, hoy “una oficina Multidiciplinaria que usa el diseño y la imaginación para hacer negocios”, tal como se señala en su web.

¿Por qué tomar este riesgo?

“Es por cómo somos los dos como personas. Muy rebeldes para ser empleados, muy inquietos para estar siempre en un mismo lugar, muy críticos para defender la filosofía de otros, muy soñadores para conformarnos sólo con un sueldo, y decimos la verdad, cosa que no a mucha gente le acomoda”, comenta Patricio Del Sante.

Para Carlos Müller, la idea de quedarse como empleados en una agencia y no saltar del barco para crear algo suyo les parecía en sí algo más riesgoso. “Además buscamos en Google si había alguna agencia como la que queríamos hacer y no encontramos. Claramente no era un gran modelo de negocio, todos nos dijeron lo mismo: ¿Una agencia independiente, basada en la creatividad y sin clientes en Chile? ¡Están locos! Y Aquí estamos, por cumplir 3 años de esta hermosa locura”, comenta.

¿Y qué es ser una agencia independiente?

“10:10 no es una agencia. Una agencia tiene clientes y nosotros no tenemos. Fue parte de la base ideológica de nuestra oficina: No tengamos clientes y produzcamos nuestros trabajos. ¡Eso sí que es independencia! La libertad de poder elegir con quién trabajar, cuándo, qué cosas hacer y qué no”, comenta Carlos.

“No creo que en Chile haya una oficina más independiente que la nuestra, más grandes seguro, con más plata obvio, con oficinas más glamorosas sin duda, pero ninguna que defienda tanto la creatividad”, acota Del Sante.

¿De qué manera es más “independiente” su labor frente a otras agencias?

“Al no tener clientes, no hay fees y por ende no somos una ‘agencia de servicios’. Nuestra experiencia en agencias con clientes nos mostró que al final de mes es más importante un cliente contento que un trabajo bueno y de verdad. Además, al no tener clientes y producir tus propias ideas, hace que los procesos estén realmente enfocados en hacer un trabajo relevante y fresco, y no en mantener a un cliente feliz. Es más, la mayoría de las marcas que han trabajado con nosotros no la terminan de pasar bien hasta que ven los resultados de la campaña”, comparte Carlos Müller.

Patricio Del Sante agrega que cuando ven que lo que hacen funciona, del miedo pasan a la felicidad absoluta. “Al final usamos el trabajo para generar la confianza, no otros incentivos; nuestro único argumento son nuestras ideas y sus resultados”, señala.

¿Cuál es la principal diferencia en relación al trabajo desarrollado en una agencia convencional y parte de una red?

“Las redes son grandes negocios. Las independientes, grandes filosofías”, acota Müller.

“No creo que por el hecho de ser una red o una agencia convencional sea un diferencial a la hora de ver la calidad del trabajo. Wieden & Kennedy es una red gigante, con un modelo relativamente convencional y son, a mi gusto, los que hacen mejor las cosas. Mother es otro ejemplo, una red independiente, con creatividad del carajo”, agrega Del Sante.

¿Qué buscan principalmente transmitir a través de su trabajo?

“Sinceridad, entretención y cultura. Demostrar que esto sólo se trata de que la gente quiera a las marcas con las que trabajamos. Ni más ni menos. Ser menos publicitarios y más humanos”, señala Müller.

¿Cuál es su mirada de la industria publicitaria actual, tanto en Chile como en el extranjero?

“Para ser sincero, veo poca publicidad. No veo más allá de lo que me llega como ciudadano normal. Ahora, si me baso en eso, veo a un Chile poco inspirador, pegado a las fórmulas que funcionan, a los rostros y con muchas agencias que se jactan de los clientes que tienen y lo mucho que facturan. Claramente no es un mercado atractivo para los creativos y menos para las nuevas generaciones”, opina Carlos Müller.

“Son pocas las agencias que están haciendo comunicación de verdad, solucionando problemas reales con creatividad. La gran mayoría son sólo discursos truchos, política y entrevistas, cosas que sólo inspiran a los publicistas, no a las personas. En Chile se habla más de lucas que de ideas, por eso la cosa está como está”, asegura Patricio Del Sante. 


Comentarios

StarterDaily Presenta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto