StarterDailyTendencias

    La tecnología detrás de Amazon Go, la tienda libre de filas y cajas registradoras

Por Andrei Guevara, A&I Programmer en MEC México.

Con un tipo especial de RFID (como las tarjetas del metro, pero con suficiente potencia para funcionar a varios metros de distancia) incrustado a cada uno de los productos, se pueden localizar exactamente en qué parte de la tienda están. Hay que recordar que los RFID pueden enviar cualquier tipo de información, no sólo son puntos en un radar.

En combinación con la ubicación que proporcione la misma aplicación de Amazon Go dentro de la tienda, varias cámaras a través de Computer Vision pueden generar un patrón de identificación desde que el usuario entra a la tienda (detección de rostro, vestimenta, complexión, marca térmica entre otras cosas que un Kinect, por ejemplo, ya puede hacer hoy en día) y seguir todo su recorrido.

Un variado sistema de sensores detecta las acciones del usuario sobre los artículos, como sensores de presión avisando si un artículo fue tomado o retornado a un estante. Todo esto combinado con historiales de compra y perfiles, además de empleados que verifiquen la operación en sitio, completan un esquema muy completo de interacción cliente-artículo cuyo resultado final es “si la posición del artículo concuerda con la del cliente a la salida y dicha combinación es coherente, se cobra”.

Seguro tardarán un par de años en salir de su tienda en Seattle después de evaluar exhaustivamente los resultados con clientes que no sean empleados de Amazon, pero definitivamente es un cambio de paradigma del que hay que estar enterados ya que en unos años permeará otras actividades cotidianas.