StarterDailyOpinión

    La Realidad Virtual y la Educación Inmersiva

Por Osvaldo Avendaño, Director Regional para Cono Sur de Alcatel.

La realidad virtual (RV) abre un mundo de oportunidades para la educación. Con esta tecnología el alumno actual abandona su papel de observador pasivo de contenidos y asume un rol activo a través de la experiencia inmersiva que exalta sus sentidos y lo invita a examinar, manipular e interactuar con los objetos expuestos, captando su atención e interés.

Basta pensar en el nivel de interés y aprendizaje que puede generar en un escolar el utilizar la RV para realizar un viaje de exploración por los planetas del sistema solar, recorrer las pirámides y principales maravillas de la historia humana o analizar el funcionamiento del sistema nervioso o de cualquier proceso interno del cuerpo humano.

En el caso de universitarios y profesionales pueden experimentar situaciones reales que los lleven a desarrollar o mejorar sus capacidades. Es el caso de sesiones virtuales que recreen cirugías complejas, capacitaciones en el uso de maquinaria delicada e innumerables situaciones de simulación en las que se aprende haciendo e interactuando con este mundo digital.

Para las nuevas generaciones, los denominados nativos digitales, una educación inmersiva es algo lógico que responde a sus habilidades desarrolladas en un sistema altamente visual y tecnológico.

Sin embargo, el mayor desafío es la democratización de la realidad virtual para que esté disponible en todas las aulas.

En este sentido, Alcatel, la compañía de dispositivos móviles de TCL Communication, busca poner al alcance de la gran mayoría este tipo de tecnologías, haciéndolas más asequibles.

El compromiso de innovación y alta calidad de la compañía se refleja en dispositivos como IDOL4, un smartphone con capacidades de RV, a un precio altamente competitivo y accesible para que las personas se adentren en el mundo virtual.

La realidad virtual encabeza una de las tendencias más prometedoras para el 2017. Es misión de las compañías poner al alcance de las instituciones de educación y de la comunidad en general la tecnología de realidad virtual para potenciar el aprendizaje de las nuevas generaciones ávidas de recursos digitales.