StarterDailyArtículos

    ¿Tus niños saben cómo defenderse de la amenaza del ciber grooming?

Por Sebastián Stranieri, CEO de VU.

Con la inclusión de las tecnologías digitales en nuestra vida cotidiana, los espacios de relacionamiento social se han complejizado y en algunos casos se han trasladado desde lo tangible hacia lo virtual.

La tecnología digital brinda grandes avances que ayudan a derribar la barrera de la distancia física y facilitan el acceso de millones de personas al sistema educativo a través del e-learning, al sistema financiero en el caso de homebanking y todas las soluciones fintech, así como de vínculos, relaciones y conversaciones, como es el caso de las redes sociales.

Esta revolución tecnológica que ofrece en sí misma valiosas oportunidades de desarrollo tiene su lado b al potenciar peligros que ya existían en el offline y en donde los niños son el punto más vulnerable.

Vemos que muchas empresas de tecnología ofrecen descuentos y promociones para los “nuevos juguetes para los chicos”, como las tablets, celulares, por ejemplo. Por eso pienso que es un buen momento para sumar al “carrito de compras” varias medidas de prevención, así como una conversación con tu hijo, sobrino o ahijado sobre su derecho a defenderse del grooming.

¿Qué es el Grooming?

Se define como grooming a una serie de conductas y acciones deliberadamente emprendidas por un adulto que usa redes sociales como Whatsapp, Facebook, Instagram, Twitter, Snapchat, por ejemplo, con la intención de establecer una relación con un niño o niña para con fines sexuales online – offline.

El grooming es un problema concreto que registra un creciente número de denuncias en el país. Según datos oficiales de la Policía Nacional Argentina, entre 2012 y 2016 se abrieron más de 20 mil causas en todo el país. Según los cálculos, actualmente se atienden 11 causas por día.  Según los mismos datos, en Capital se pasó de 65 denuncias en 2012 a 3174 al 2016.

¿Cómo cuidar a los más pequeños del grooming?

Como primer punto diría, que los adultos debemos ser los primeros en salir de una creencia limitante que es el suponer que “a tu hijo nunca le va a pasar”. Tener esta idea, incluso nos hace más vulnerables porque estamos menos atentos. El “no hablar con extraños” esta más vigente que nunca en Internet, aplica la misma regla que cuando nosotros eramos chicos.

Un estudio de Google deja ver este descuido. Más de la mitad de los padres usa antivirus en sus dispositivos, y apenas el 35% usa programas y aplica políticas de control parental.

Es un derecho del niño contar con un entorno seguro de navegación. Esto incluye que cuente con sus navegadores y aplicaciones seguras. El uso de dispositivos conectados a internet, debe ser en entornos comunes del hogar y nunca en espacios no accesibles por un adulto.

A medida que el menor crece y entra a la adolescencia, la barrera de aislamiento de contenidos no aptos para menores va bajando y el cuidado va a depender de la calidad de comunicación del adulto con el chico, así como de desarrollar junto a él el criterio de elección adecuado para mantenerse a salvo.

No es adecuado que los niños cuenten con redes sociales antes de los 14 años. Hacer trampa y “abrir un perfil porque todos los amigos tienen el suyo” no es un buen comienzo. Por otro lado, debe quedar muy en claro que bajo ningún concepto deben hablar o chatear con un desconocido. Una buena práctica puede ser abrirse una cuenta conjunta para acompañar al menor en sus primeros pasos en web. Incluso puede convertirse en una experiencia lúdica que fortalecer la relación entre el adulto y el niño.

Los niños deben saber que bajo ningún concepto su cuerpo es tema de conversación con un desconocido. Los adolescentes deben saber que no es conveniente compartir de ninguna manera información personal y privada en redes sociales, ni tampoco responder mails o contacto con extraños.

La misma lógica debe tener el niño con cualquier adulto de su entorno que de forma privada inicia conversaciones de esta índole. No importa si es alguien conocido, el niño debe saber cuándo encender las alarmas.

Equipo de Redacción
está compuesto por agencias, periodistas, amigos, bloggers y colaboradores de StarterDaily. Si quieres participar con tu propio contenido, sólo ponte en contacto con nosotros. · Google+
Comentarios y debate
Buscamos opiniones, puntos de vista, respuestas coherentes y aporte al debate.
Regístrate en el Club de Lectores y obtén beneficios, invitaciones a eventos y cursos.

Contenido Relacionado