StarterDailyArtículos

    Qué hacer y qué no hacer, si quieres un aumento de sueldo

Si estás pensando en un aumento de sueldo es probable que pasen muchas emociones por tu cabeza. Quizás sientes temor, o estás seguro de merecerlo, piensas si es el mejor momento o te comparas con el resto de tus compañeros de trabajo. Sea cual sea la situación, sabemos que es un panorama estresante y por eso queremos darte algunos consejos para hacerlo de la mejor manera.

¿Qué debes hacer si quieres conseguir un aumento?

Prepárate y analiza tu trabajo: Recibes un pago todo los meses por los aportes que haces a la empresa. Si quieres que éste se vea incrementado, debes demostrar que tu contribución es mayor al salario que estás recibiendo. Para esto, busca datos concretos y objetivos de tu gestión, así como aumento de ventas, ahorro de costos o mejoramiento de la calidad.

Estudia el mercado: Es difícil conocer el salario de tus pares, ya que todos tienden a ser reservados con ese tema. Sin embargo puedes buscar otras formas de tener una referencia de lo que está pagando el mercado por tu misma función, cargo, experiencia y nivel educacional.

Analiza la situación de la empresa: Conoce el estado financiero de tu compañía. Si la situación no es buena, es menos probable que puedas obtener el aumento que quieres. También preocúpate de conocer si hay procesos o tiempos formales para pedir aumentos y respétalos.

Pide una reunión formal: Procura requerir un espacio para hacer tu solicitud, es importante que sea una instancia formal donde tengas el  tiempo suficiente de plantear tus argumentos.

Valora los aspectos no monetarios (salario emocional) en la negociación: Muchas veces tu empleador no podrá aumentar tu sueldo o lo podrá hacer en un porcentaje muy bajo. Pese a esto, puedes negociar otros beneficios tales como más vacaciones, jornada flexible, teletrabajo, oportunidades de capacitación, entre otros.

Habla del futuro: Es probable que te resulte más fácil comentar lo que ya has hecho en la empresa, sin embargo es muy valorado plantear las proyecciones de lo que quieres y puedes hacer por la compañía con tu trabajo.

 ¿Qué debes evitar a toda costa?

Decir que tienes una mejor oferta: Lo más peligroso de este argumento es que te pueden creer y si no consigues el aumento anhelado puedes quedar en una situación muy complicada.

Argumentar con tu antigüedad en el cargo: Los años que llevas en la compañía no son una razón válida para pedir un aumento, lo que realmente importa es lo que has hecho y logrado para la empresa.

Usar como razón tus necesidades personales: Todos quieren tener una mejor remuneración y miles de necesidades que satisfacer, sin embargo, aunque suene duro, la empresa no es responsable de ellas. Tu trabajo es valorado de acuerdo a lo que beneficia a la empresa y por eso se te paga.

Pedir un aumento no realista: Tienes que saber que los rangos en que se aumentan los salarios va entre un 15% a 20%, si pides una cifra mucho más elevada puedes parecer muy ambicioso o frustrarte.

No divulgarlo si lo consigues: El resultado de tu aumento es fruto de una negociación entre tú y tu jefe, por lo tanto debes ser discreto con la situación.

Equipo de Redacción
está compuesto por agencias, periodistas, amigos, bloggers y colaboradores de StarterDaily. Si quieres participar con tu propio contenido, sólo ponte en contacto con nosotros. · Google+
Comentarios y debate
Buscamos opiniones, puntos de vista, respuestas coherentes y aporte al debate.
Regístrate en el Club de Lectores y obtén beneficios, invitaciones a eventos y cursos.

Contenido Relacionado